Está Ud. en: Noticias > La Tecnología al Servicio del Consumo Responsable

La Tecnología al Servicio del Consumo Responsable

5 de Abril de 2017

El diseño de una nueva App busca incentivar el consumo responsable de alimentos y evitar su desperdicio.

Son muy elevadas las cantidades de comida que se convierten en desperdicio a lo largo del día, cerca de 1300 millones de toneladas al año en todo el mundo.  Buscar alternativas ante tal situación es tarea compleja pero en la que debe de participar toda la población.  Por ello, tomar en consideración gestos tan sencillos como realizar una lista antes de acudir al supermercado puede ayudar a reducir la cantidad de desperdicios que se generan al día al adquirir únicamente aquello que se necesita. 

En un primer momento sería interesante diferenciar dos conceptos relevantes en las líneas que nos ocupan, pérdida de alimentos y desperdicios de alimentos. El primero de ellos, la pérdida, se refiere principalmente a cuando los alimentos se pierden o se estropean antes de llegar al mercado por diferentes cuestiones en la fase inicial de su producción. Dificultades en el momento de la recolección, embalaje, transporte… son indicadores que pueden contribuir a dicha pérdida. Por el contrario el término desperdicio afecta directamente a la persona consumidora final. Tirar comida al contenedor porque haya sobrado y se haya cocinado de más, por estropearse por el paso del tiempo aunque lo tengamos ya comprado y guardado en casa… son ejemplos claros de cuando aparece este concepto.

En esta línea se desarrollan aplicaciones (App) que nos pueden facilitar la tarea e integrar un mundo tan dinámico como es el de la tecnología en hábitos y rutinas tan cotidianas como hacer la compra.  Surge así  NTEY, una plataforma online desarrollada en nuestro país que permite poner en conocimiento de los demás aquellos alimentos o productos  que no se han podido vender al final del día para que de este modo cualquier persona pueda hacerse con ellos. Además éstos constarán de un descuento con el objeto de facilitar su adquisición.

Otra aplicación que también va encaminada en este sentido es la llamada Olio. A través de ella se va a crear una red donde se puedan cambiar o vender excedentes de comida. En ella se mostrará con una fotografía aquella comida que se quiera proporcionar por excedente y los detalles de la misma en caso de estar ya cocinada.  

Cambiar hábitos de consumo es la estrategia y herramienta principal que se ha de tener presente. A pesar de que las nuevas tecnologías nos faciliten en momentos esta tarea, es imprescindible reflexionar sobre las acciones que cada uno de nosotros realiza al día en este sentido.  Qué podemos mejorar y cómo esto va a suponer un incentivo positivo para el planeta y cuidado de los recursos que desde el mismo se nos proporciona, son cuestiones relevantes que toda persona ha de plantearse en algún momento de su vida si queremos ser personas consumidoras responsables.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar