Está Ud. en: Noticias > Etiquetado Energético en Electrodomésticos

Etiquetado Energético en Electrodomésticos

31 de Marzo de 2017

La Unión Europea propone volver a la anterior etiqueta energética, Escala A – G.

Electrodomesticos-desarrollo

 

Desde la introducción de los electrodomésticos en la vida común de los hogares españoles, el consumo energético se ha visto incrementado exponencialmente. Desde primera hora de la mañana se encienden electrodomésticos como la cafetera,  tostadora, vitrocerámica, microondas…, mientras que otros continuamente se encuentran en funcionamiento como las neveras.  Es importante tomar en consideración la etiqueta de eficiencia energética, ya que ello contribuirá a que se vea reducido el consumo y por lo tanto la factura mensual de la luz, así como también se contribuirá a un mejor cuidado del entorno.  De forma gradual la población ha ido tomando conciencia de ello y por lo tanto buscan adquirir aquellos que ayuden a tener un consumo más responsable y sostenible. 

  • El etiquetado energético en electrodomésticos está presente desde el año 1995. Las autoridades competentes pensaron en la necesidad de identificar aquellos electrodomésticos que más consumían y cuáles ejercían un menor consumo energético. Se estableció por este motivo una escala inicial, siendo la letra A los más eficientes (señalados en color verde), y la letra G los menos eficientes (señalados en color rojo).  
  • Aunque fácilmente identificable para la persona consumidora, con el paso de los años se decidió proponer un cambio en el etiquetado, estableciendo varias categorías y sub-categorías, sobre todo en relación a la simbología de eficiencia (A), siendo la categoría A+++ la más eficiente (seguida de A++, A+ y A), y desapareciendo la letra G a favor de la D  para hacer referencia a aquellos electrodomésticos que son menos eficientes. 
  • La relevancia de esta escala se ve reflejada en que aproximadamente el 85% de la población que adquiere un nuevo electrodoméstico se fija en dicho etiquetado. Una cuestión que se ha ido detectando en este sentido es que la diferencia entre las distintas A puede llegar a resultar confusa.  Por ello, desde el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea se ha propuesto volver a la etiqueta anterior. Ésta consta, como ya se mencionó anteriormente, de una escala única, A - G, eliminando así las categorías de A+, A++ y A+++. Dicho cambio se pretende hacer de forma paulatina y gradual, favoreciendo así la supervisión en los diferentes países miembros, y comprobando si verdaderamente la eficiencia energética es un objetivo real para todos.

Desde el ámbito de la población, como personas consumidoras responsables, debemos de seguir haciendo especial relevancia en el etiquetado de todos aquellos bienes que se adquieren, ya sea electrodomésticos, alimentación o del ámbito farmacéutico, para hacer un uso sostenible y racional de los mismos.

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar