Está Ud. en: Noticias > Alimentos Funcionales

Alimentos Funcionales

28 de Marzo de 2017

En unos años hemos pasado del consumo de alimentos “Sin” -sin grasas, sin conservantes, sin colesterol- al de alimentos “Con” -con calcio, con Omega 3, con fibra-.

Para conocer el origen de los Alimentos Funcionales debemos hacer memoria y recordar tres hechos de la historia reciente:

Años 50: La OMS establece programas de enriquecimiento de alimentos para luchar contra la desnutrición en zonas desfavorecidas.
Años 80: Ante el aumento de esperanza de vida y el alza de los costes sanitarios, el gobierno Japonés, pensó en los alimentos como una vía para mejorar la salud de los ciudadanos.
Años 90: Se empiezan a introducir en Europa a consecuencia de nuevos estilos de vida asociados a los hábitos laborales, al aumento del poder adquisitivo y la innovación de la Industria Alimentaria.

¿Qué es un Alimento Funcional? Aquel que además de destacar por sus propiedades nutritivas (aporte de proteínas, vitaminas, sales minerales, etc) contiene un efecto añadido por encima de su valor nutricional que contribuye a mejorar nuestro estado de salud y bienestar.

Es importante tener presente que los componentes de los alimentos funcionales siempre han estado en la naturaleza, tales como el calcio, yodo, vitamina D, fibra, omega 3, etc.

En España hay más de 200 Alimentos Funcionales en el mercado que, a continuación, os vamos a desglosar en función del ingrediente funcional que contienen.

  • Probióticos (lactobacilos y bífidobacterias) que mejoran la función intestinal. Ejemplo: algunas leches fermentadas.
  • Prebióticos (fructo-oligosacáridos) que favorecen el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas. Ejemplo: fibra.
  • Vitaminas (B6, B12, ácido Fólico, K) que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis. Ejemplo: producto de panadería.
  • Minerales (calcio, magnesio y zinc) que atenúan el riesgo de osteoporosis y fortalecen el sistema inmune. Ejemplo: algunos cereales de desayuno.
  • Antioxidantes (vitamina C y E, carotenos, flavonoides y polifenoles) que disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de tumores. Ejemplo: ciertos zumos.
  • Ácidos grasos (omega 3 y 6) que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, desarrollo de tumores y síntomas de la menopausia. Ejemplo: algunos huevos y leche.
  • Fitoquímicos (fitoesteroles, isoflavonas y lignina) que reducen niveles de colesterol y síntomas de menopausia. Ejemplo: algunas margarinas.

Debemos tener presente que…

  • Los Alimentos Funcionales no curan ni previenen por sí solos y no son indispensables en la dieta.
  • Son una opción a tener en cuenta en circunstancias concretas.
  • Sus componentes siempre han estado presentes en la naturaleza.
  • En ocasiones, la cantidad diaria recomendada para que tengan algún efecto sobre el organismo, es desproporcionada (ej. L- Carnitina).
  • El precio de alguno de estos alimentos llega a costar el doble que el producto “normal”.
  • Cuidado con su publicidad a veces puede confundirnos llegando a cambiar nuestros hábitos de compra.

El C.A.I. Afesa de la Corredoria visitó el Centro de Formación para el Consumo de Lugones, hace unos días, para trabajar sobre los Alimentos Funcionales. Sesión formativa dinámica y enriquecedora que resultó de gran interés para el grupo.

Recuerda ….. si tu alimentación es variada y equilibrada es FUNCIONAL
 

 

 

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar