Está Ud. en: Noticias > Alimentación Saludable en las Personas Mayores

Alimentación Saludable en las Personas Mayores

17 de Marzo de 2017

Consejos para una alimentación sana y equilibrada en personas mayores.

Mayor-comiendo-sano-desarrollo

 

La tercera edad es una etapa de la vida, en la que el cuerpo funciona con más lentitud, se produce un declive de todas las estructuras que se fueron formando en etapas anteriores, y  por lo tanto cambios a nivel físico, cognitivo, emocional y social. 

Envejecer con una buena salud es clave para afrontar esta etapa con mayores garantías y satisfaciones. Puede ser, por lo tanto, una oportunidad para vivir, por supuesto, nuevas experiencias y vivencias que nos enriquecen y nos aportan bienestar y placer.

Una buena manera de envejecer con salud es cuidar la alimentación y para ello, se pueden llevar a cabo los siguientes consejos:

  • Facilitar que la persona mayor haga al menos cuatro comidas diarias (desayuno, merienda, comida y cena) y de forma opcional hacer un tentempié de media mañana.
  • Procurar que los alimentos o los platos tengan un aspecto atractivo o llamativo, y que se puedan comer con facilidad.
  • Espaciar suficientemente todas las comidas a lo largo del día.
  • Evitar dietas estrictas o restrictivas, salvo que sean prescritas por personal sanitario.
  • Llevar a cabo una dieta equilibrada y variada, rica en cereales, frutas y verduras, controlando sobre todo la ingesta de azúcares, grasas saturadas y sal. La fibra es importante para una mejor digestión. En cuanto a dulces y embutidos, su ingesta debe ser moderada.
  • Evitar platos fritos, asados y las salsas copiosas ya que se ingieren peor y son más grasientos. Es mejor emplear alimentos hervidos y a la plancha.
  • Procurar que el consumo de pescado sea mayor que el de la carne, puesto que es más bajo en grasas, y que tome al menos entre 3 ó 4 raciones de lácteos. 
  • Debido a que las personas mayores perciben peor los olores y sabores se recomienda utilizar hierbas aromáticas en los platos.
  • Beber hasta dos litros y medio de líquido, sobre todo agua. Es importante animar a las personas mayores a que beban aunque no sientan ganas para estar hidratadas.
  • Vigilar su peso y si pierde en poco tiempo bastante peso (más del 7,5% en tres meses y más del 10% en seis meses) consultar al personal sanitario de su centro de salud.

Siguiendo estas indicaciones, podemos hacer la vida de la persona mayor más saludable, siempre y cuando la alimentación sea sana y equilibrada. Desde la red de Centros de Formación para el Consumo desarrollamos talleres para fomentar la alimentación saludable, promoviendo una mejor salud en la población.

El  14 de marzo se llevó a cabo en el CFC de Vegadeo un taller centrado en la promoción del desayuno saludable con usuarias y usuarios de la Residencia Serantes de Tapia de Casariego. Para ello, se elaboró una receta de crepes rellenos de frutas frescas, acompañados de un  batido de leche y frutas, bajos en grasas saturadas y en azúcares añadidos.  

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar