Está Ud. en: Noticias > Economía Colaborativa en Transporte

Economía Colaborativa en Transporte

16 de Febrero de 2017

La popularización del transporte compartido.

Foto-desarrollo


Cada  vez  es  más  común  el  uso  de  transporte  compartido  entre  la  población,  tanto    para cortas como largas distancias. Se habla de este modo deeconomía colaborativa.
 

Buscar  soluciones  a  los  altos  niveles  de  contaminación  existentes  es  necesario, en una sociedad actual, donde el uso de vehículos está en niveles exponenciales. Emisiones de CO2 a la  atmósfera  y  otros  gases  contaminantes  se  verían  reducidos  si  se  redujera  la  cantidad  de vehículos  particulares  que  circulan  a  diario  por  las  carreteras. Por  ello  surgen  con  fuerza nuevas  experiencias  que  buscan  la  mejora  del  entorno  y  donde  la  participación de  toda  la población sea real y acorde a las características personales.


Se  habla así de economía  colaborativa,  la  cual    pretende  la  prestación  e  intercambio  de servicios en un grupo de personas donde todas ellas sean partícipes. Todo ello atendiendo a las  características  personales  y  necesidades  de  cada  una  de  ellas.  En  relación  al  transporte, que  es  el  tema  que  aquí  nos  ocupa, cada  vez  más  la población busca compartir vehículos para reducir, no sólo la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, sino también reducir costes económicos. Entre las distintas posibilidades que se proponen una de las más comunes es la de compartir coche.  Ya  sea  con  compañeros  del  ámbito  laboral  o  incluso  desconocidos,  ésta  se  ha convertido en una práctica habitual en la actualidad. Con el objeto de facilitar su uso, se han desarrollado   distintas   aplicaciones   móviles   que   promueven   la   utilización   de   coche compartido. Conocer el itinerario previo y el tiempo que se empleará en el desplazamiento es una de las cuestiones que más se valoran, así como la oportunidad de compartir experiencias con otras personas diferentes.  Sin duda las nuevas tecnologías han favorecido el surgimiento de  este  tipo  de  movimientos  sociales  que  promueven  la  participación y  cooperación  social, yendo un paso más allá y garantizando un mejor futuro al planeta.
 

En  la  misma  línea  se  podría  establecer  la  importancia  de  utilizar    el  transporte  público.  Las ciudades  en  su  mayoría cuentan  con  unos  servicios  de  transporte  público  que  facilitan  el desplazamiento tanto a lugares cercanos como a mayores  distancias. Cada vez más inmersas en  las  nuevas  tecnologías  ofrecen  servicios  que  atraen  a  las  personas  usuarias.  Además, centrándonos  en  el  servicio  tradicional  que  ofrecen,  éste  también  facilita que  numerosas cantidades  de  personas  pueda desplazarse  a  un  mismo  punto,  favoreciendo  que  el uso  de vehículos particulares se vea reducido.
 

En  la  búsqueda  de  mejora  del  entorno  y  medio  ambiente se  puede  posicionar  también  el  uso  de bicicletas.  Es  en  este  momento  cuando  el  consumo  colaborativo  surge  de  nuevo,  dado  que compartir  este  tipo  de  vehículos  es  una  práctica  habitual  en  grandes  ciudades,  donde  es ofrecida desde la propia urbe como un servicio más a disposición de todos los ciudadanos. Su utilización  no  sólo  favorece  el  respeto  por  la  naturaleza  y  el  mejor  cuidado  de  nuestro  aire, sino que también ayuda al fomento de la actividad física entre la población, desaparecida en ocasiones debido a la vida tan sedentaria que se suele tener.
 

Moverse  y  compartir  cuidando  del  entorno  podría  ser  la  filosofía  principal  de  esta  cuestión, atrayendo  así  un  futuro  más  verde  y  sostenible  en  todos  aquellos  aspectos  sociales  que  nos ocupan, empezando por el transporte.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar