Está Ud. en: Noticias > ¿Qué hago yo por el Planeta?

¿Qué hago yo por el Planeta?

24 de Septiembre de 2021

Reflexionar sobre las acciones personales e individuales de cada uno puede suponer una diferencia


El pasado día 22 se celebró el día sin coches, sin duda una iniciativa que busca promover hábitos más sostenibles en un momento actual donde los niveles de contaminación parece que siguen creciendo. Pero nos debemos de preguntar, qué más podemos hacer como sociedad comprometida con el cambio. A continuación recordamos algunas cuestiones que nos permitirán recapacitar sobre aquello que hacemos o podemos hacer como personas consumidoras responsables en este sentido.

  • Formarse. Desde la Red de Centros de Formación para el Consumo intentamos proporcionar herramientas que contribuyan a un futuro sostenible, adaptándonos al entorno que nos rodea y a los nuevos tiempos que surgen, siempre en interés de la población y el cuidado del medio. Tener inquietudes personales por querer saber más y entender cómo evoluciona el entorno y qué se puede hacer para ayudarlo resulta importante actualmente.
  • Proyectar mensajes positivos. Promover un mensaje de respeto por el entorno,  sobre los beneficios que supone el cuidado del Planeta, de los recursos que utilizamos, y de cómo nuestras pequeñas acciones pueden repercutir en el mismo. Estos mensajes bien pueden ser proyectados por la población en general desde el entorno escolar, a través de actividades / talleres / dinámicas de concienciación, no sólo entre el propio alumnado, sino también en colaboración con las familias; también en el hogar se pueden promover estos mensajes positivos a través de rutinas diarias como por ejemplo en el momento de la compra; e incluso en el propio centro de trabajo, a través de iniciativas que favorezcan la implicación de la plantilla en propuestas medioambientales, etc.
  • Adquirir, siempre que sea posible, productos de origen ecológico y mucho más sostenibles (incluyendo también el envase) Tal recomendación la podemos poner en práctica en lo relativo a los productos de limpieza del hogar por ejemplo, ya que se suelen tener demasiados, uno por cada superficie diferente, los cuáles se suelen caracterizar por contener sustancias peligrosas y tóxicas. Para ello resulta imprescindible formarse en la lectura del etiquetado, ya que éste es un instrumento de comunicación excepcionalmente importante para la persona consumidora.
  • Potenciar la reutilización, el uso de prendas de segunda mano en buen estado… de este modo se reduciría la producción de nuevas prendas, el empleo de productos y materias primas nuevas, y se contribuiría a alargar la vida útil de aquellas que pudiendo estar nuevas de otro modo acabarían en el contenedor. Pensar detenidamente en la gran cantidad de ropa que tenemos en el armario y de esa cuál utilizamos realmente, nos dará una pista sobre el consumo que hacemos y qué podemos hacer para que éste sea más sostenible y responsable.
  • Reparar. Optar en la medida de lo posible por la reparación y arreglo de aquellos aparatos y objetos que se estropeen, favoreciendo así que se alargue la vida útil de éstos. Se ayudará por ejemplo a reducir así la gran cantidad de residuos electrónicos que existen actualmente. (España se sitúa como el 5º país de la U.E. que más basura electrónica genera)

Cuestiones aquí señaladas, que a priori parecen sencillas, pero que sin embargo de lograr su puesta en práctica contribuirían positivamente al mejor cuidado del entorno, y en consecuencia hacia un futuro más sostenible.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar