Está Ud. en: Noticias > Puesta a punto del botiquín

Puesta a punto del botiquín

5 de Octubre de 2020

Revisar el botiquín resulta una garantía para favorecer una atención primaria segura en el hogar.

Puesta_a_punto_del_botiqu_n-desarrollo

Comprobar e inspeccionar meticulosamente el botiquín de nuestros hogares resulta un hábito que cada vez se realiza de manera más frecuente, contribuyendo así a garantizar una utilización responsable de los medicamentos y fármacos que en él se guarden. Es por ello indispensable abrir el botiquín, ver que contiene y tener en cuenta alguna de las cuestiones que a continuación se proponen:

  •  El botiquín que podamos tener en nuestros hogares no es una farmacia, por lo que NO se trata de ACUMULAR, sino de tener lo mínimamente requerido para afecciones leves, como por ejemplo el material de cura (suero fisiológico, desinfectante yodado, gasas, vendas, tijeras, pinzas, guantes, mascarilla…)
  • En caso necesario se puede contar con un pequeño dispensario  donde se encuentren elementos como: termómetro digital, tensiómetro, analgésicos/antitérmicos, pomada para quemaduras…
  • Recuerde no tirar la caja o envoltorio del fármaco, ya que es ahí donde podremos revisar su fecha de caducidad.
  • Guárdelo en un lugar conocido para todas las personas con las que conviva, y al alcance de los adultos del hogar. Los pequeños de la casa también pueden estar informados del lugar donde se ubica, aunque eso sí, a una altura considerable donde no puedan acceder fácilmente para prevenir así posibles accidentes.
  • Dicho botiquín no ha de estar ubicado ni en la cocina ni en el baño, para así evitar que pueda verse afectado su contenido por la humedad o altas temperaturas  que se puedan alcanzar en dichas estancias.
  • Incluya en él una tarjeta con los números más significativos de atención ante una emergencia (112, instituto toxicológico, bomberos, policía …).

Dicha REVISIÓN ha de ser realizada aproximadamente CADA 6 MESES, asegurándose así de que éste se encuentra en condiciones óptimas para atender una posible primera emergencia. Por supuesto esto no quiere decir que en caso de que sea necesario se acuda a un centro de salud para asegurarse de que la posible dolencia sea correctamente atendida.


Una vez revisado el botiquín, aquello que no tenga cabida en él ha de ser depositado en los contenedores adecuados. Nos referimos al llamado Punto SIGRE, ubicado en las farmacias, y que acoge aquellos residuos de los que aquí se están hablando.

¿Qué tirar en el Punto SIGRE? Medicamentos caducados, que no se necesiten ya o que el tratamiento haya finalizado, cajas de medicamentos, envases vacíos. NUNCA se ha de depositar en este contenedor ni  agujas, termómetros, gasas, pilas, radiografías, o  productos químicos.

 

Recuerde, revisar periódicamente nuestro botiquín ayudará a que esa primera atención sea verdaderamente eficaz.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar