Está Ud. en: Noticias > La Red de Centros de Formación para el Consumo retoma la formación presencial

La Red de Centros de Formación para el Consumo retoma la formación presencial

8 de Julio de 2020

Poco a poco volvemos a la deseada nueva normalidad, tras este paréntesis en nuestras vidas debido a la pandemia por el Covid-19.


Después de 119 días, por fin llegó el día…

El 1 de julio visitó el Centro de Formación para el Consumo de Lugones un grupo del Centro de Apoyo a la Integración Agisdem de Gijón para realizar la actividad “El Desayuno Saludable”.  

La bienvenida fue especial, pues todos estábamos deseando reencontrarnos aunque fuera sin besos y abrazos, como en otras ocasiones, y con un look diferente al llevar un nuevo complemento,  la  mascarilla. Antes de acceder al CFC hicieron uso del gel hidroalcohólico y una vez en la zona de trabajo dedicamos unos minutos a comentar cómo habíamos pasado estos últimos meses.

Comenzamos la actividad planteando al grupo varias preguntas: ¿Sabéis qué significa desayunar?, ¿qué habéis desayunado hoy?, ¿consideráis que vuestra primera comida del día ha sido saludable? Tras la intervención de cada participante fuimos profundizando un poco más en cada cuestión.

Todos sabemos que des-ayunar (romper con el ayuno) es un hábito responsable y saludable. Fundamental para afrontar el día con energía y un pilar esencial para una buena alimentación. Un buen desayuno debe aportarnos entre el 20 y el 25% de las calorías que necesitamos ingerir a lo largo del día, debe contar con gran variedad de nutrientes y como mínimo con: 

  • Lácteos: leche, yogur, queso, cuajada, requesón, etc. Alimentos constructivos con un alto contenido proteico, además del aporte de calcio, fósforo o vitaminas.
  • Cereales: cereales de desayuno, pan, galletas, etc. Alimentos energéticos, ricos en hidratos de carbono que el organismo transforma en glucosa, el “combustible” del cerebro y todos los órganos. 
  • Frutas: una pieza, en zumo, en macedonia, en compota, etc. Alimentos reguladores que enriquecen esta primera comida del día con vitaminas, sales minerales, carbohidratos y nos aportan fibra y agua. 

Y aparte, también se pueden incluir otros productos como café, té, jamón, tomate, entre otros.

A continuación les presentamos una serie de alimentos, cada participante fue combinándolos y presentó al grupo su propuesta de desayuno ideal. Conseguimos varios desayunos saludables, equilibrados, completos, variados, nutritivos, sabrosos y apetecibles.

Aprovechamos, este momento, para hacer hincapié sobre la importancia de ser creativo y variar, no desayunar siempre lo mismo, así como que sea una comida consciente, dedicándole tiempo y con la participación activa de los cinco sentidos.

Después por parejas, realizaron un simulacro de compra de un desayuno saludable provistos de lista, cartera y carrito. Antes y después de comprar.

Para finalizar elaboramos y degustamos un Desayuno Saludable “especial” compuesto de yogur, fruta y cereales, por cierto con una presentación de lo más apetitosa, estaba delicioso.

A lo largo de toda la acción formativa tuvimos presente guardar la distancia interpersonal, el uso obligatorio de mascarillas, y el lavado frecuente de manos o uso de gel hidroalcohólico. 

Finalizamos la actividad comentando algunos de los beneficios de hacer, todos los días, un desayuno equilibrado, como:

  • Mejora el rendimiento físico e intelectual.
  • Facilita el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • Aporta una gran variedad de nutrientes.
  • Regula el consumo de grasa.
  • Mantiene activo nuestro metabolismo.
  • Aumenta las posibilidades de satisfacer las necesidades de ingesta diaria  de fibra. 
  • Favorece un peso saludable.

Por éstas y otras muchas razones, recuerda…

“Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”.
 
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar