Está Ud. en: Noticias > Una lucha incesante para mejorar la calidad del aire.

Una lucha incesante para mejorar la calidad del aire.

1 de Junio de 2020

ONU medio Ambiente y la Organización Mundial de la Salud han puesto en marcha una iniciativa, BreatheLife, con el objetivo de concienciar sobre la contaminación del aire.

27802-desarrollo

 A través de esta plataforma se puede comprobar la calidad del aire de diferentes localidades, promoviendo así la toma de conciencia en cuanto a los altos niveles de contaminación que existen en el planeta. Este en un problema que afecta a todos por igual y que requiere de la implicación de todos los agentes sociales para poder reducir al máximo la contaminación.  Algunos datos alarmantes que nos pueden dar indicios sobre dichos niveles son:

-          El 25% de las emisiones de metano del mundo son resultado de la explotación y utilización de recursos como el petróleo y el gas. (Datos extraídos del proyecto BreatheLife)

-          Según datos reflejados a nivel global, “1 de cada 8 muertes en el mundo tienen que ver con la contaminación en el aire” y en consecuencia con enfermedades derivadas de tales daños (por ejemplo neumonía)

-          Un dato curioso es que “en la actualidad se pueden distinguir entre 300 y 500 compuestos químicos y sustancias en el cuerpo humano que a inicios del S. XX no existían.”

-          Se producen con mayor asiduidad eventos catastróficos en diferentes zonas del planeta (inundaciones, sequías extremas...) como consecuencia del cambio climático (relacionado con la alta contaminación del aire) tal y como reflejan los datos aportados desde la Comisión Europea. 

Como resultado a tal información se ponen en marcha distintas iniciativas y proyectos, como el comentado anteriormente,  que intentan despertar conciencia sobre los riesgos que sufre el planeta y cómo la población puede participar de manera activa en el mejor cuidado del mismo, promoviendo actuaciones sencillas pero que realmente causen un efecto positivo en el entorno.

Se plantea por ello la necesidad de promover una resiliencia climática (FAO), es decir, ser capaz de reducir aquellos impactos que ocasiona el cambio climático, haciendo un mejor uso, responsable y racional, de los recursos naturales. Es por lo tanto la capacidad de aprender y adaptarse a nuevas necesidades, pero siempre y cuando se busque una sostenibilidad que en ocasiones escasea.

Entre las propuestas que se plantean para ayudar a reducir los altos niveles de contaminación, destacan como casi siempre:

-          Diseñar ciudades con espacios verdes, destinadas a facilitar el tránsito de bicicletas y peatones.

-          Asegurar que las nuevas construcciones de edificios sean mucho más eficientes, donde la temperatura se mantenga adecuada a lo largo de las diferentes estaciones, moderando así la necesidad de utilizar de manera excesiva la calefacción o aire acondicionado.

 

-          Promover la REUTILIZACIÓN de muchos de los objetos que se convierten en residuo antes de tiempo. Es preciso y fundamental alargar la vida útil de éstos lo máximo posible. De este modo reduciremos el consumo de energía y la emisión de gases a la atmósfera que se emitirían durante la fabricación de nuevos objetos.

En definitiva, participar activamente, con una actitud dinámica y proactiva en la propia comunidad, resulta imprescindible para favorecer el mejor cuidado y preservación del entorno. En este sentido os proporcionamos a continuación algunos enlaces interesantes sobre la iniciativa comentada anteriormente:

breathelife2030.org/es/

breathelife2030.org/es/

ec.europa.eu/clima/index_es

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar