Está Ud. en: Noticias > Conservación de alimentos. Congelación óptima

Conservación de alimentos. Congelación óptima

6 de Marzo de 2020

El proceso de congelación permite que los alimentos tengan una vida más larga, previniendo que éstos puedan estropearse antes de tiempo, siempre y cuando dicho proceso se realice adecuadamente.

La congelación es ese proceso que permite detener la actividad bacteriológica y enzimática que descompone los alimentos. No todos los alimentos se congelan de la misma manera: la carne hay que limpiarla primero, las verduras si son frescas lo mejor es no congelarlas, aunque si deseamos hacerlo lo recomendado es limpiarlas y escaldarlas… De manera genérica se pueden proponer algunas pautas de recomendación que seguramente favorecerán el desarrollo positivo de este proceso:

  • Lo más adecuado es congelar por porciones, calculando la cantidad lo más aproximada posible. De este modo nos aseguraremos de que únicamente se descongelará lo necesario, sin estropear el resto del género. Tener en cuenta el número de personas que componen el núcleo familiar o que conviven juntas es importante, para así determinar la cantidad de dichas porciones.

  • No es necesario llenar los recipientes de congelación o las bolsas destinadas para tal fin hasta el tope. Lo ideal es dejar algo de espacio (se dice que con 2 centímetros es más que suficiente) ya que al congelarse tenderá a expandirse y necesitará mayor espacio. 

  • Recuerde siempre el sistema PEPS (lo Primero en Entrar es lo Primero en Salir) Para que esto se cumpla es imprescindible también tener colocado y organizado el congelador y no utilizarlo como un mero almacén, así como fechar todos aquellos recipientes que se vayan a congelar. Así no habrá dudas sobre cuál es el más reciente o el más antiguo.

  • Nunca congelar alimentos que ya hayan sido congelados y descongelados previamente, a excepción de aquellos que hayan sido cocinados tras su descongelación y que entonces si pueden ser congelados. Si adquirimos pescado por ejemplo en el supermercado, es importante que nos informemos sobre si esa pieza ha sido previamente descongelada, ya que en ese caso tendremos que cocinarlo antes de volver a congelarlo.

La descongelación se dice que se ha de hacer de manera lenta y en frio, es decir en el frigorífico, en el estante superior de la nevera, ya que es el lugar menos frío. En caso de que no sea posible, por tiempo por ejemplo, podemos utilizar la opción destinada a tal fin en el microondas. Es preciso asegurarse de hacerlo bien, leyendo las indicaciones que el propio electrodoméstico indique sobre cómo utilizar esa opción en ese aparato.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar