Está Ud. en: Noticias > Bolsa de papel o bolsa de plástico. He ahí la cuestión.

Bolsa de papel o bolsa de plástico. He ahí la cuestión.

28 de Febrero de 2020

Promover hábitos sostenibles y responsables en materia de consumo supone un objetivo ambicioso pero necesario en este nuevo año que se nos presenta.


En estos últimos años se ha iniciado una “batalla” contra el uso de plásticos, especialmente con aquellos de un solo uso. En respuesta, se ha visto potenciado otros materiales como son el papel y el cartón… pero en consonancia con estas nuevas tendencias en consumo, surgen interrogantes que nos sugieren ir más allá en nuestra propia reflexión ¿realmente el papel resulta más sostenible en este momento que la utilización del plástico? En un primer momento la respuesta es que sí, pero como en casi todo, siempre existen matices. Según la persona responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace, "La bolsa de papel no es una alternativa sostenible al plástico. Ni el tetrabrik a la lata o la botella. El asunto importante es otro: hay que acabar con la cultura del usar y tirar (…)

Fabricar papel es costoso, no en términos únicamente económicos, sino también medioambientales, ya que por ejemplo “una bolsa de papel ha de ser utilizada al menos 3 veces para que todo su ciclo de vida haya perjudicado menos al planeta que una de plástico de 1 sólo uso.” Según la American Forest & Paper Association se necesitan 15 árboles para fabricar una tonelada de papel. Parecen pocos árboles, pero son toneladas de papel las que se utilizan en el planeta, y muchos años los que tardan en crecer de nuevo dichos árboles. Por este motivo, se dice que el proceso de producción es el problema central.

Por supuesto todos comprendemos que el plástico supone un problema muy serio en la actualidad, más si cabe por la utilización que se hace de aquellos recursos y objetos de un solo uso, cuya fabricación resulta muy costosa y los cuales apenas se utilizan, desechándolos sin más. Es por estos motivos que se nos invita a ir un paso más en la reflexión, tomando verdadera conciencia sobre el uso y abuso de determinados recursos. Una cosa es utilizar el plástico, y otra abusar del mismo. Igualmente, una cosa es utilizar papel, y otra muy distinta desecharlo sin darle importancia (como ocurre con las hojas de papel autoadhesivo “post it”)

Desde la Red de Centros abogamos por un consumo sostenible, consciente, responsable, racional, crítico y real, donde prime las verdaderas necesidades y donde nuestros hábitos de consumo sean ajustados al entorno que nos rodea, garantizando el mejor cuidado posible de nuestro Planeta. Por ello recordamos recomendaciones como:

  • Piensa detenidamente antes de ir a comprar, qué necesitamos y si realmente lo vamos a utilizar.
  • Decántate por la adquisición de productos NO sobreempaquetados. Debemos primar la utilización de menos recursos y materiales para el envasado.
  • ¿Tienes una bolsa de tela? utilízala. Ésta la podrás reutilizar en muchísimas más ocasiones que las bolsas de plástico y de papel. No te olvides de ir a la compra con ella siempre que puedas.
  • Si ya está envasado, podemos fijarnos en su etiquetado y escoger aquellos en los que se señale y verifique el empleo de materia ya reciclada para la fabricación de ese envase.
  • Apuesta por la compra a granel, llevando tu propio envase o recipiente para guardarlo. De este modo reduciremos la cantidad de materiales que se fabrican para los envases, y reutilizaremos aquellos de lo que ya disponemos, alargando su vida útil.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar