Está Ud. en: Noticias > Huella hídrica. Un valor imprescindible a tener en cuenta para el cuidado del entorno.

Huella hídrica. Un valor imprescindible a tener en cuenta para el cuidado del entorno.

16 de Diciembre de 2019

¿Realmente sabemos la cantidad de agua que se utiliza?

Img_20191216_113201-desarrollo

Para poder dar respuesta a este interrogante habría que considerar previamente el concepto de Huella hídrica. Cuando se habla de este término se hace referencia al “indicador que refleja el uso que se hace del agua dulce en la producción de un bien o producto, o como consumo particular” (por lo tanto se tiene en cuenta tanto el consumo directo como indirecto) En el planeta agua hay mucha, pero que se pueda consumir es realmente poca, apenas un 3% del total. Por lo que cuidarla, protegerla y utilizarla de manera adecuada y responsable resulta verdaderamente necesario.

A la hora de fabricar cualquier tipo de material, bien o producto, el agua resulta ser un “ingrediente” presente en dicho proceso de elaboración. Si tenemos en cuenta el consumo (que en ocasiones resulta excesivo) de determinados materiales y productos, el consumo de agua  será directamente proporcional, y por lo tanto también extremo y desmedido.

Nuestros gestos y hábitos diarios influyen indiscutiblemente en el entorno y en cómo éste se preserva, evoluciona y se desarrolla. Éstos pueden ser responsables o por el contrario, totalmente insensatos, imprudentes e impulsivos, conllevando un consumo excesivo e irracional de aquellos recursos que desde el entorno se proporcionan, como es el agua. Actualmente, el agua es un recurso que sufre innumerables daños: se tiran en ella multitud de residuos (plásticos, toallitas, pilas, objetos varios…), se vierten productos y sustancias contaminantes (como aceites y vertidos químicos), entre otros muchos actos dañinos. Tomar conciencia de ello e intentar promover gestos sostenibles está en nuestra mano.

Como dato decir que la reserva hidráulica en España está sufriendo un descenso, “estando actualmente a poco más del 50% de su capacidad (59,3% - Junio 2019)” Debido a ello, resulta imprescindible tener en cuenta la importancia de hacer un uso responsable de la misma, tomando en consideración nuestra huella hídrica. Entre las recomendaciones que se pueden proponer para paliar este consumo, en ocasiones desmedido, destacamos:

  •  Utiliza los electrodomésticos del hogar que hagan uso del agua en su capacidad máxima (lavadora, lavavajillas)
  • Reutiliza el agua sobrante de las comidas para realizar tareas tan comunes como regar las plantas, dar de beber a nuestras mascotas, limpiar determinados objetos que requieran agua para el aclarado, etc.
  • Haz un uso responsable, real y racional de aquellos objetos, productos y recursos de los que se disponen habitualmente (y que realmente necesitemos), siendo conscientes de que para su fabricación se ha utilizado una gran cantidad de agua. Por lo que intenta alargar su vida útil, reutilizarlo siempre que sea posible, y depositarlo en su contenedor correspondiente en caso de que ya no se pueda utilizar más para que pueda ser reciclado después.
  • Intenta sustituir aquellos objetos de un solo uso (cucharillas, platos, vasitos, pajitas… de plástico fundamentalmente) por objetos que puedan ser re-utilizados en varias ocasiones sin que sufran daños (tarros de vidrio por ejemplo)

 

En definitiva, sencillos gestos que contribuirán a que nuestra huella hídrica se vea reducida.

 

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar