Está Ud. en: Noticias > Ecológico, ético y responsable. Un consumo del Siglo XXI

Ecológico, ético y responsable. Un consumo del Siglo XXI

18 de Noviembre de 2019

En pleno Siglo XXI es preciso que los hábitos de consumo avancen hacia unas prácticas que engloben en la medida de lo posible estos tres términos que encabezan estas líneas: ecológico, ético y responsable. A continuación vamos a proceder a realizar un pequeño repaso de la importancia de tales conceptos.

Bag-1105587_1920-desarrollo

Actualmente, la legislación en la Comunidad Europea establece que los términos eco, ecológico, bio, biológico, y orgánico  pueden  entenderse como conceptos sinónimos cuando se hace referencia fundamentalmente al área de alimentación, pudiendo también tenerse en consideración el concepto sostenible, el cual engloba dos percepciones: cuidado medioambiental y responsabilidad económica.

El término ecológico hace referencia a “aquellos alimentos y productos que se encuentran libres de pesticidas o productos químicos”, cultivados además de manera sostenible, respetando por lo tanto el entorno y medio ambiente, y asegurándose de que no sufren ninguna manipulación genética o artificial al respecto. Éstos han de disponer de un etiquetado correcto que dé garantía de dichas cualidades. Es cierto que existen algunas pequeñas distinciones entre ecológico, biológico y orgánico, aunque quizás lo relevante en este sentido es que en ellos prima la ausencia de intervención química.

Por otro lado está el concepto ético. Éste se ajusta a las ideas de respeto y responsabilidad. Se tiene una visión más global del consumo, ya que no sólo nuestros hábitos y prácticas nos afectan de manera particular, sino también de manera común a la sociedad (económica y también medioambientalmente hablando)

Y en cuanto a los hábitos responsables, quizás podemos encajar aquí también el concepto crítico. Es decir, ser conscientes de qué se está comprando, cómo se está haciendo, y si nos ajustamos a nuestras necesidades o, sin embargo, consideramos más adecuado no seguir ninguna pauta de compra y/o consumo. Son varias las cuestiones a tener presente y que pueden garantizar que la compra y el consumo sean más responsables, teniendo en cuenta el abuso y no el uso (que sería lo más acertado) que en ocasiones se hace de los recursos de los que se disponen en el entorno.

Por lo tanto, atendiendo a todos estos conceptos, destacamos los siguientes puntos que contribuirán a promover hábitos responsables y sostenibles en consumo:

  • Priorizar la compra en establecimientos o tiendas denominadas de Kilometro 0, es decir las comúnmente conocidas como tiendas de barrio. Apostar así por productos locales, de cercanía, contribuyendo a reducir también los altos niveles de contaminación al no tener que depender de las grandes producciones. Indirectamente también contribuimos a reducir la emisión de CO2 a la atmósfera a no tener que disponer de vehículo privado para realizar esa compra que podemos hacer en las tiendas cercanas de nuestro barrio.
  •   Fomentar la compra a granel. Además podremos llevar nuestro propio recipiente de casa (preferiblemente de vidrio) para rellenarlo con aquel producto que deseemos comprar. Reduciremos así la gran cantidad de plásticos que son utilizados al día. Como ya se comentó, es importante elaborar previamente una lista de la compra para adquirir así únicamente aquello que se necesita, reduciendo de este modo los desperdicios generados (la Unión Europea contabiliza que en el mundo se llegan a desaprovechar más de 1300 millones de toneladas de comida).

Se hace imprescindible la puesta en práctica de estos conceptos que ayuden a promover un consumo más responsable, contribuyendo de este modo a un mejor cuidado del entorno.

Cada gesto ayuda, por lo que no te lo pienses e intenta promover hábitos más responsables y éticos.

 

 

 

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar