Está Ud. en: Noticias > Ponte al día con el etiquetado de productos lácteos

Ponte al día con el etiquetado de productos lácteos

18 de Septiembre de 2019

Mantenerse informado con respecto al etiquetado de alimentos resulta imprescindible para hacer un consumo responsable.


Los lácteos son uno de los alimentos más consumidos habitualmente por la población. En los  supermercados son muchas las opciones disponibles, tanto de la propia leche como de sus  derivados (yogur, mantequilla, queso, etc), sin olvidarnos de ciertos postres (flan, arroz con leche, crema catalana …) en los cuáles los lácteos forma parte importante en su proceso de elaboración. Por ello, es imprescindible atender a su etiquetado, y conocer qué información ha de aparecer en él, para así poder llevar a cabo un consumo responsable de los mismos.

Toda la información que nos aporta el etiquetado es importante, aunque está claro que algunas indicaciones son más relevantes que otras desde la perspectiva de las personas consumidoras,  como es el caso de la fecha de caducidad y/o consumo preferente que a pesar de ser conocidas por todos, a veces, no tenemos muy clara cuál es la diferencia:
* Fecha de caducidad aparece en los productos cuya vida útil es muy corta (perecederos) y una vez superada dicha fecha no se deben de consumir ya que pueden conllevar un riesgo importante para nuestra salud.
* Fecha de consumo preferente la llevan los productos que tienen una vida útil mayor (conservas, pan de molde, refrescos, legumbres, mermeladas …). Nos indica que una vez superada dicha fecha, el producto puede ver modificadas algunas de sus propiedades organolépticas (color, olor, sabor, textura…) sin que una ingesta posterior a la señalada pueda entrañar un riesgo para nuestra salud. 
 
El yogur es un derivado lácteo peculiar en este sentido. Hasta hace poco tiempo contaba siempre con la leyenda “fecha de caducidad”, pero según el R.D. 271/2014 de 11 de abril, se deja abierta esta puerta para los fabricantes, pudiendo ser sustituida esta fecha por la de “consumo preferente”, que fijará según condiciones de calidad y seguridad. Esta medida y cambio en el etiquetado está dentro de la campaña “más alimentos, menos desperdicio”, con el objetivo de reducir a la mitad la comida que se tira a la basura para el año 2025. En la mayoría de los casos sigue contando con la nomenclatura “fecha de caducidad”, aunque la norma sigue vigente en la actualidad.
 
Independientemente de la fecha que conste en el envase, es importante tener en cuenta  también el modo de conservación de dicho alimento, otro aspecto a tener presente. Si un alimento como éste, refrigerado, necesita de una determina temperatura para su correcta conservación, es primordial no romper dicha cadena de frío, ya que entonces estaremos exponiendo ese alimento a circunstancias para las cuales no estaba preparado.
 
Otra novedad importante en el etiquetado, es la indicación del origen de la leche utilizada como ingrediente en la elaboración de productos lácteos. Desde el mes de enero está en vigor el Real Decreto 1181/2018, en el cual se establece la obligatoriedad de señalar el país de origen de ordeño, así como el país en el que la leche ha sido transformada. Se ha de indicar siempre que el porcentaje de leche utilizada sea superior al 50% (cantidad expresada en peso).

 Recuerde ...

leer el etiquetado nos permitirá estar mejor informados y poder llevar así una alimentación más saludable y por supuesto, un consumo responsable de aquello de lo que disponemos en la despensa, reduciendo así el desperdicio de alimentos.
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar