Está Ud. en: Noticias > Viajando con el Botiquín

Viajando con el Botiquín

8 de Julio de 2019

Recuerde, el botiquín de viaje, siempre tiene que tener espacio en nuestra maleta. Aprovechamos estas líneas para darle unos consejos y así poder disfrutar de un viaje sin sobresaltos.

Imagen-desarrollo

El verano suele ser una época llena de viajes, tanto dentro del propio territorio nacional como a nivel internacional. Y algo que nunca debe faltar entre nuestro equipaje es un botiquín. Éste puede ser de gran utilidad en ciertos momentos, ya sea que padezcamos una enfermedad o dolencia crónica y requiramos de medicación, o bien se trate de una situación imprevista. Por lo tanto, tener en cuenta qué incluir en él resulta imprescindible para garantizar un viaje responsable y seguro.  

En un primer momento debemos de tener en cuenta aquellas circunstancias sanitarias y contexto del lugar al que viajemos. Para poder disponer de toda la información requerida, podemos informarnos a través de la página del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, la cual además dedica una sección a los viajes y recomendaciones a tener en cuenta.   

Además, nuestra condición física y estado de salud antes de iniciar el viaje es fundamental. Prevenir es la palabra clave. Por ello, siempre es preciso pensar durante la organización del viaje, qué podemos necesitar (en cuanto a medicamentos se refiere), a qué lugar viajamos y qué posibilidad existe de encontrar con cierta proximidad un centro de salud y/o farmacia. 

En relación a esto último, y en caso de padecer por ejemplo alguna dolencia crónica que requiera una determinada medicación, resulta necesario adquirirla con antelación al viaje, ya que puede que sí se puedan obtener en el lugar de destino, pero sin embargo por determinadas circunstancias ajenas a nosotros no las encontremos, además de evitar así la compra de posibles falsificaciones sin que nosotros tengamos conocimiento de ello. Se debe por lo tanto llevar siempre medicación suficiente para algunos días más de los previstos. Se estipula que “se puede viajar con medicación para unos 3 meses.” 

Otros aspectos relevantes y que no debemos olvidar son:
 
  • Los fármacos siempre han de ir con su envase original.  
  • Es fundamental leer, con antelación al viaje, el prospecto del medicamento y asegurarse de mantener la temperatura y condiciones adecuadas (humedad) para que éste siga siendo eficaz y no se estropee. 
  • Han de ir, siempre que sea posible, acompañados  de las recetas y prescripciones médicas acorde a la medicación que se lleva (máxime si el desplazamiento es a un país extranjero) 
  • Como punto relevante y de interés para aquellos que realicen un viaje en trasporte público o bien en vehículo compartido, es importante poder incluirlos en el equipaje de mano (por ejemplo en caso de viajar en medios de transporte como el avión) ya que así siempre podremos disponer de ellos en caso de emergencia. 
  • Si el viaje lo realizamos a través de una agencia, ya sea para viajar en avión, barco, tren… no estaría de más informar a la compañía de la necesidad de incorporar ciertos fármacos, más si se va a cruzar alguna frontera. Tenga presente que algunos fármacos pueden no ser autorizados en otros países, por lo que la información previa resulta necesaria en este sentido.  

 Recuerde, un viaje seguro y responsable también implica al botiquín. Prevenir es la clave. 

 
 
 
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar