Está Ud. en: Noticias > Fast Fashion

Fast Fashion

15 de Abril de 2019

Se trata de un fenómeno de producción y consumo masivo que se incrementa a la misma velocidad a la que las tendencias van sufriendo modificaciones.Todo lo contrario a la moda sostenible

Neckties-210347_640-desarrollo

Cuando se habla de “Fast Fashion” o lo que es lo mismo “moda rápida”, se hace referencia a aquella cuyo objetivo es introducir en el mercado nuevas tendencias y colecciones diseñadas y fabricadas de forma rápida y barata, con el único objetivo de no “aburrir” a la persona consumidora y que siempre que acuda a una tienda adquiera un producto nuevo (se llegan a hacer hasta 52 micro-temporadas a lo largo del año). Es decir, que es el extremo contrario a lo que se conoce como moda sostenible, la cual sin duda es preciso promover con el objeto de mejorar no sólo las condiciones en las que la moda fabrica y produce sino también por la necesidad de contribuir a la mejora medioambiental. 

Las fases por las que pasa un producto una vez en la tienda se pueden simplificar en: adquirir, utilizar y desechar. Dichas fases a veces no se dilatan en el tiempo, condicionadas sobre todo, por este tipo de mercado donde lo importante es comprar productos nuevos, provocando en consecuencia la necesidad de una mayor producción masiva. Por ello es imprescindible tomar conciencia y pensar detenidamente cuáles son las condiciones en las que se promueve este tipo de moda.

Según la presidenta de la Asociación Moda Sostenible, ésta “es la segunda industria más contaminante del país, por detrás del petróleo, un verdadero problema medioambiental tal y como afirma la ONU. Por este motivo resulta ineludible motivar y promover hábitos más responsables en consumo, atendiendo siempre a las necesidades reales y no dejándose llevar por modas o tendencias tan cambiantes. 

Algunas de las recomendaciones que bien podrían tenerse en cuenta de cara a promover hábitos más sostenibles en cuanto a esta industria se refiere son: 

  • Observa y comprueba tu armario. Revisa con tiempo qué es lo que tienes en él, qué es lo que te pones o llevas años sin vestir, cómo puedes combinar esas prendas de la manera más dinámica y eficaz, etc. Únicamente conociendo bien qué es lo que se tiene acumulado en el vestidor se podrá llevar a cabo una compra responsable. 
  • Tómate en serio las compras. Ir de “shopping” o de tiendas se ha convertido casi en un hábito más que rutinario para muchas personas que acaban realizando este acto por mero aburrimiento. Por ello se propone hacer las compras con crítica, pensando detenidamente qué es lo que se necesita y el uso que se va a hacer de ellas. Para ello probar y comparar antes de comprar es clave, ya que de este modo estaremos eligiendo de manera más racional y no por mero impulso. 
  • Lleva un presupuesto de compra. No sobrepasar el presupuesto de compra es importante, de este modo escogeremos aquello que realmente necesitamos. Y si es necesario hacer una lista con aquello que se necesita para completar nuestro armario hagámosla.   

Es urgente y preciso utilizar con más frecuencia la ropa y consumir menos, esto significa a su vez menos recursos naturales, menos emisiones de carbono, menos explotación laboral y en definitiva, menos moda rápida.

 

 

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar