Está Ud. en: Noticias > El móvil visto como una extensión del propio cuerpo.

El móvil visto como una extensión del propio cuerpo.

1 de Marzo de 2019

“Uno de cada cuatro jóvenes revisa las notificaciones de sus redes sociales en mitad de la noche” (Informe Mobile en España y en el mundo-2018) Sin duda es necesario promover hábitos responsables y saludables en cuanto al consumo de TIC y Nuevas Tecnologías se refiere.


Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) a los 10 años de edad, el 25% de la población infantil ya tiene un teléfono móvil. A los 14 años de edad, cerca del 93% de la población ya cuenta con móvil de uso personal, y con todo lo que ello supone: acceso ilimitado a Internet en muchos de los casos, utilización continua de redes sociales… Por ello resulta importante, y prioritario en la actualidad, promover un consumo responsable de éstas, ya que una utilización sin un control adecuado puede derivar en riesgos para la propia salud de la persona: desarrollo de adicciones, insomnio…

En este sentido se habla de dos términos que creemos relevantes mencionar, y que pueden ayudar hacia la toma de conciencia a favor de un mayor interés hacia la utilización que se hace de estos medios, en especial del teléfono móvil.

 
  • Nomofobia: miedo irracional, angustia o pánico a salir de casa sin el teléfono móvil, y no estar conectado al dispositivo o a Internet.
  • Mobilfilia: se tiene excesivo apego por el teléfono, convirtiéndose en una adicción obsesiva compulsiva, donde continuamente se mira el teléfono para ver si hay registrada alguna llamada, mensaje o notificación.

Con el objeto de hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías es importante intentar dar respuesta a qué uso hacen y qué buscan (en especial los jóvenes) de las nuevas tecnologías, cómo las utilizan, cuándo hacen tal uso y cuánto tiempo dedican a ellas. Desde la propia sociedad se tiende  a reforzar la idea de que su consumo es algo normalizado, pero lo realmente importante aquí es que éste sea consciente y que las personas que lo utilicen lo hagan bajo hábitos de responsabilidad.

Entre las recomendaciones que pueden ser propuestas en estas líneas destacamos:

  • Promueva e intente dejar el teléfono móvil  apartado durante las comidas y cenas, priorizando la conversación con aquellas personas con las que comparte mesa.
  • Emplee el tiempo de descanso en realizar otro tipo de actividades de ocio que no estén directamente relacionadas con la tecnología (leer un libro, hacer pasatiempos, costura, pintura…)
  • No tiene que llevar siempre el móvil consigo, por lo que si decide salir a pasear por una zona conocida, acudir al supermercado a hacer la compra, o a otras labores, puede dejar el teléfono en casa. Seguro que disfruta de ese tiempo desconectado/a.
  • Responder inmediatamente a los mensajes, notificaciones… no es necesario (al no ser que sea una urgencia real). Por lo que no tenga miedo en desactivar las posibles notificaciones durante un tiempo.
  • ¿Realmente utiliza todas las aplicaciones descargadas en el teléfono móvil? Seguramente no, por lo que haga revisión de ellas y quédese con aquellas que realmente utilice.
 

Recuerde, hay vida más allá del teléfono móvil, por lo que disfrútela, pero sin estar “conectado” a Internet al 100%.

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar