Está Ud. en: Noticias > Alimentación equilibrada en verano

Alimentación equilibrada en verano

18 de Julio de 2018

Los hábitos saludables en cuanto a alimentación se refiere han de estar presentes todo el año, pero especialmente en verano, favoreciendo la presencia de frutas y hortalizas.

Dar color a los platos, combinando los alimentos adecuadamente y acorde a nuestras propias características personales y de salud,  e introducir los vegetales en esta ecuación resulta imprescindible en la actualidad, donde el consumo de frutas y hortalizas ha ido descendiendo paulatinamente, llegando hoy día a consumir cerca de un 40% menos de vegetales que hace 50 años.  

El grupo de los vegetales destaca por ser un grupo de alimentos ricos en vitaminas, sales minerales, fibra, azúcares y agua, sin embargo, según un estudio reciente (Informe frutas y hortalizas FEN 2018) apenas se cubren las 2 raciones al día entre frutas y verduras (exceptuando las patatas), frente a las 5 raciones recomendadas (campaña 5 al día). Es por este motivo por lo que se recomienda promover hábitos saludables en alimentación, favoreciendo así una mejora en la salud de la población.

Entre las recomendaciones que se proponen para disfrutar de un verano fresco y saludable, destacamos:

  • Combine los alimentos, dándole un toque de color a los platos, añadiendo verduras y hortalizas. Intente siempre que sea posible, que éstas sean de temporada, ya que su sabor fresco y su aporte nutricional estará garantizado. Además, estos alimentos reguladores son esenciales para favorecer el tránsito intestinal en una época donde las comidas y cenas copiosas suelen ser frecuentes.
  • No se olvide de realizar las 5 comidas al día, aprovechando los tentempiés de media mañana y media tarde para incluir esas frutas frescas, hábito muy beneficioso para nuestra salud.
  • Reduzca el consumo de bebidas con alta concentración de azúcares. Éstas no le quitarán la sensación de sed, sino todo lo contrario, conseguirá aumentarla. Desde la OMS (Organización Mundial de la Salud) se aconseja reducir el consumo de azúcares libres, es decir aquellos que son añadidos a alimentos o bebidas bien por la industria alimentaria, también durante el proceso de cocinado o bien por quién lo consume. 
  • Asegúrese de mantener por lo tanto una adecuada hidratación. No es necesario esperar a tener sensación de sed para beber agua. El agua es la bebida más saludable por excelencia debido a su alta presencia en el organismo y a la ausencia de azúcares en ella. Ingerir unos 8 vasos diarios (litro y medio, dos litros) es lo aconsejable. En caso de calor extremo no olvide llevarse una botella de agua o una cantimplora. Este simple hábito le asegurará una correcta hidratación.
  • Siempre que sea posible intente elaborar sus propios platos, ya que de este modo podrá elegir qué comer, cómo elaborarlo y qué combinación de alimentos llevar a cabo, sabiendo en todo momento qué es lo que se está comiendo, elemento esencial de una alimentación equilibrada y saludable.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar