Está Ud. en: Noticias > Necesidad de reducir nuestra huella hídrica.

Necesidad de reducir nuestra huella hídrica.

11 de Julio de 2018

La huella hídrica resulta ser también un indicador de sostenibilidad. Dicho indicador tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto que se hace del agua.


Cuando adquirimos un bien u objeto, debemos ser conscientes de que además de haber sido elaborado con un determinado material, ya sea plástico, vidrio, papel… también se ha utilizado agua en sus diferentes fases de producción para obtener ese resultado final que satisfaga a las personas consumidoras. Por lo tanto, si vamos un paso más allá, cuando nos deshacemos de ese bien de manera precipitada, ya sea un alimento, una prenda de vestir, un simple objeto, o incluso una hoja de papel, sin darle todos los usos posibles, estamos también derrochando litros de agua. 

Según un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), un claro ejemplo de huella hídrica es el que tiene que ver directamente con el desperdicio de alimentos. Según esto, “dicho desperdicio genera una huella hídrica de más de 130 litros por persona y día.” Es por este motivo que se requiere de una toma de conciencia y reflexión inmediata que oriente a la población en general hacia hábitos más sostenibles y responsables, ya que todo ello resultará verdaderamente positivo.

Entre las principales recomendaciones que se promueven y que deben formar parte de nuestro día a día destacamos:

  • Reducir en la manera de lo posible la gran cantidad de recursos utilizados y que no suponen una necesidad primaria. Para ello se puede comenzar por elaborar la lista de la compra y adquirir únicamente aquello que se necesita realmente.
  • Separar los residuos que se generen en el hogar, en el ámbito laboral o en el entorno escolar en los distintos cubos que existen, según su material (azul, verde, amarillo, contenedor de pilas, de aceite usado, Punto SIGRE…)
  • Reutilizar todos aquellos objetos, bienes, recursos,… que en un primer momento parecen no tener ya un uso, pero que puede que sí tengan una segunda vida útil satisfaciendo otras necesidades diferentes (manualidades infantiles, organizadores de cajones…) Es importante alargar al máximo la vida útil de los objetos, ya que de este modo ayudamos a reducir la gran cantidad de agua utilizada durante la fabricación de nuevos objetos.
  • Tome conciencia de la gran cantidad de agua que es derrochada al día en cada hogar, y proponga medidas sencillas donde todas las personas de la familia puedan colaborar en  base a sus responsabilidades.  
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar