Está Ud. en: Noticias > Enfermedad celiaca, alergia al gluten y sensibilidad al gluten no celiaca

Enfermedad celiaca, alergia al gluten y sensibilidad al gluten no celiaca

23 de Mayo de 2018

Conocer estos tres conceptos es relevante para poder hacer una adecuada distinción entre ellos y acercarnos con propiedad a la realidad de la enfermedad celiaca.

 Se suele hablar comúnmente de intolerancia al gluten, refiriéndonos y englobando a todas aquellas personas (cada vez más numerosas) que por diferentes cuestiones no pueden consumir alimentos que contengan esta proteína. Es preciso hacer mención por ello a tres conceptos que aunque relacionados entre sí, presentan diferencias sustantivas. Se habla por lo tanto de Enfermedad celiaca, Alergia al gluten y sensibilidad al gluten no celiaca.

Enfermedad celiaca.  Es una enfermedad caracterizada por una intolerancia permanente y crónica al gluten. Se da como resultado de una lesión de la mucosa del intestino delgado, provocando que las vellosidades presentes en el mismo estén atrofiadas. Por ello no puede absorber de manera adecuada aquellos nutrientes que requerimos para el correcto funcionamiento del organismo. Esta enfermedad es una de las más comunes. Evitar alimentos como el trigo, el centeno, la avena o la cebada en la dieta, o productos que contengan rastros de éstos,  es una de las opciones con las que cuentan estas personas. Leer el etiquetado de los productos que podamos adquirir en el supermercado es esencial para evitar posibles dificultades.

Alergia al gluten.  En este caso, el sistema inmunológico da una respuesta inmediata ante la presencia de gluten en el cuerpo. No es necesario que llegue al intestino, como ocurre en la enfermedad celiaca, y las distintas reacciones que se pueden dar como autodefensa por parte del organismo (urticaria, problemas respiratorios, hinchazón, etc.) no tardan en aparecer. A los pocos minutos ya pueden ser manifiestos y evidentes.  Estas personas han de evitar cualquier contacto con estos alimentos. Incluso puede que simplemente tocándolos u oliéndolos ya sufran algún síntoma.

Sensibilidad al gluten no celiaca. Este término es de nuevo utilizado desde hace relativamente poco tiempo. Ya en 1980 se hizo referencia a ella, pero en la actualidad comienza a coger fuerza al darse nuevas manifestaciones entre la población.  Las personas que presentan sensibilidad al gluten no celiaca sufren reacciones y malestar al mismo, pero no pueden ser englobadas dentro de la enfermedad celiaca o alergia, ya que no está demostrado al 100% que se debe únicamente a la proteína gluten. Se dan otras demostraciones además de las digestivas, como malestar en las extremidades, cansancio, dolores musculares, etc.  Las personas que padecen esta sintomatología, una vez ha sido descartada la enfermedad celiaca y la alergia al gluten, y con el objeto de poder mejorar su estado, suelen comenzar una dieta en la que se evite el consumo de esta proteína. En caso de mejorar, y al igual que ya se mencionó anteriormente, la alimentación ha de variar, buscando alternativas saludables que no contengan gluten. 

En la actualidad pueden ser encontrados en los supermercados y tiendas cercanas de barrio (llamadas de kilómetro 0) productos y alimentos que sin contener gluten sí pueden suponer un aporte interesante y beneficioso de nutrientes para nuestro organismo.

Para una mayor información proporcionamos enlance a esta página de interés:

 
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar