Está Ud. en: Noticias > El futuro ha de ser verde. Energías limpias y renovables

El futuro ha de ser verde. Energías limpias y renovables

16 de Mayo de 2018

Promover la utilización y desarrollo de las energías verdes garantizará un futuro más sostenible para un planeta cada vez más exhausto. Una propuesta es la energía osmótica. A continuación contaremos algunas de las peculiaridades que presenta.

Cuando se habla de energía osmótica, se hace referencia a la denominada energía azul, directamente relacionada con el agua. Se trata de aquella que “es obtenida a partir del aprovechamiento de la diferente salinidad entre aguas.” 

  • Principalmente es en la desembocadura de los ríos donde tiene lugar el proceso de la obtención de esta energía, ya que es aquí donde tiene lugar la mezcla entre el agua de los ríos y el agua del mar, las cuales contienen diferente cantidad de sales disueltas en el agua (nivel de salinidad) Se habla de agua dulce y agua salada.

  • Se hace uso de dos cubículos, separados por una membrana con cierto grado de permeabilidad, que permite el paso de sustancias de un lado a otro. 

  • Es por lo tanto un proceso químico. El agua dulce pasará a través de esa membrana al cubículo donde se encuentra el agua salada, aumentando así su volumen y presión (el agua de los ríos pasará al cubículo donde se encuentre el agua del mar) Es aquí, con la ayuda de una turbina, donde se produce después el proceso de generación de energía eléctrica.

  • Ésta ya tuvo su desarrollo en anteriores décadas, pero es en la actualidad cuando parece que verdaderamente coge impulso, debido a diferentes proyectos.

  • Los impulsores de tales propuestas estiman que esta fuente de energía “azul” y limpia podría llegar a “satisfacer el 40% de la demanda energética mundial”.

  • Otro dato que resulta interesante y llamativo es que se estima que “una membrana  de 1m2 podría llegar a generar tanta electricidad que iluminaría cerca de 50.000 bombillas.” Resulta por lo tanto sorprendente el gran impacto que ésta podría tener tanto a nivel económico como medioambiental.

Entre las principales razones por las que se intenta promover estas energías limpias destacan:

  • Se garantizará un futuro para la población más limpio, sano y equilibrado.

  • La utilización y promoción de estas energías favorecerá rotundamente la disminución de los altos niveles de contaminación existentes en la actualidad, ya que no se emiten CO2 a la atmósfera en su proceso de obtención de energía.

  • Se trata de procesos duraderos. Son energías que no se “terminan”, al contrario de lo que ocurre con fuentes de energía no renovables como son el petróleo, carbón o gas natural, que además son altamente contaminantes.

  • Es un proceso natural que se da en todo el mundo. Por lo que su acceso resultará más sencillo y a largo plazo puede que incluso más económico.

  • Evita por ello la dependencia del exterior en cuanto a la obtención y generación de esta energía, siendo esto beneficioso para aquellos entornos que han de pagar más por obtener energía fuera de sus fronteras.

Apostar por el uso de energías verdes y sostenibles, donde se reduzca el impacto medioambiental que se está dando en la actualidad es imprescindible y necesario, ya que la utilización desmesurada de recursos provoca verdaderos y serios problemas en el entorno, que de no ponerles remedio pronto puede suponer un punto y final a los distintos hábitats y comunidades tal y como se les conoce.

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar