Está Ud. en: Noticias > Refréscate con Salud

Refréscate con Salud

20 de Abril de 2018

Hacer un consumo excesivo de bebidas altamente azucaradas puede conllevar riesgos en la salud.

Refresco_saludable-desarrollo

 

Ante la presencia de altas temperaturas, un gran porcentaje de la población se inclina a consumir bebidas refrescantes. Decir que éstas no quitan la sed, sino todo lo contrario, aumentan esa sensación al contener una elevada cantidad de azúcares en su contenido. Si a esto le añadimos el consumo de bollería industrial de manera habitual y el aumento del sedentarismo, obtenemos como resultado una mayor probabilidad de padecer algún tipo de dificultad en la salud, como obesidad y sobrepeso.

 

Un apunte significativo con respecto a las bebidas refrescantes, es que en los últimos tiempos se están desarrollando investigaciones y estudios sobre su consumo excesivo que ponen de manifiesto algunas relevaciones de gran importancia, beber diariamente una lata de bebida azucarada (336 mililitros) puede incrementar en un 22% el riesgo de sufrir una diabetes tipo 2 (diabetes del adulto)Revista científica Diabetología - consorcio de investigación europeo InterAct, Dirección General de Salud Pública.

Por ello, formar en hábitos saludables en alimentación es todo un reto que necesita de la implicación de toda la sociedad. Los hábitos y rutinas que tienen los más jóvenes de la sociedad son reflejo de aquellos hábitos que ven y reproducen de los adultos. Es por lo tanto imprescindible tomar conciencia y comprender la necesidad de cambiar ciertas rutinas en alimentación que ayuden a que los más pequeños se conviertan en personas consumidoras responsables y sostenibles también en este ámbito.

Comer de todo y variado es la primera de las premisas, pero además beber agua le acompaña de la mano. Ésta es la bebida más saludable por excelencia que existe y aquella que ayuda a tener una adecuada hidratación. En época de calor es fundamental hidratarse sin esperar a tener sed, ya que de este modo ayudamos a que la reposición de toda aquella agua y sales minerales que se pierden al sudar se den de manera más paulatina y continuada, encontrando un equilibrio en el organismo que garantice el correcto funcionamiento de todos los órganos.

Tanto en edades avanzadas como en edades tempranas, la regulación del mecanismo de la sed puede que no esté correctamente desarrollado, por lo que es primordial prestar atención y ayudar en la adquisición del hábito de beber agua sin llegar a tener sed. Eso sí, es importante un equilibrio evitando los excesos, ya que entonces puede derivar en la aparición de un síndrome denominado potomanía, es decir un trastorno alimentario no especificado (TANE) que se define como el deseo de beber grandes cantidades de líquido, generalmente agua, de manera compulsiva y sin que exista una sensación previa de sed.También se denomina polidipsia psicogénica.

 

 

"Recuerde, el Agua es Fuente de Salud, Bienestar y Vida."

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar