Está Ud. en: Noticias > La necesidad de seguir mejorando en tareas medioambientales

La necesidad de seguir mejorando en tareas medioambientales

12 de Febrero de 2018

Una investigación reciente apunta que el pasado año 2017 fue el año más cálido jamás registrado en los océanos.


El Planeta, y en este caso en concreto los océanos, nos están haciendo una llamada de atención verdaderamente seria y no podemos mirar hacia otro lado. Es responsabilidad de toda la población tomar medidas y atender a la necesidad de cambiar ciertos hábitos que ayuden a mejorar el entorno que nos rodea, contribuyendo así a reducir los altos niveles de contaminación que se registran de manera continuada. Dicho estudio señala que “las altas temperaturas en los océanos en los últimos años se han producido a medida que los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera también han aumentado, alcanzando niveles récord en 2017”.  Y con ello nos surge una cuestión ya conocida, ¿qué podemos hacer las personas de a pie para intentar reducir estos niveles de contaminación y con ellos contribuir a la mejora del entorno? La respuesta en un primer momento parece sencilla, pero necesita de la colaboración de todas las personas, adquirir hábitos más sostenibles en materia de consumo.

Entre las recomendaciones que se pueden proponer destacamos tres sencillas y que están al alcance de un elevado porcentaje de la población:

  • Transporte público. Siempre que sea posible utiliza el transporte público. De este modo se contribuirá a reducir la cantidad de vehículos privados que circulan a diario por la carretera y se reducirán los niveles de CO2 enviados a la atmósfera. Otra opción viable en este sentido es compartir vehículo en caso de no poder acceder al transporte público.
  • Comercio de cercanía. Adquirir productos frescos y de cercanía también contribuirá a cuidar el medio ambiente, ya que por un lado se reducen los intermediarios en su comercialización y con ello el transporte, colaboramos en la economía local, y por otro lado dichos productos suelen ser vendidos a granel, por lo que también disminuyen los materiales empleados en los envases que pudieran ser utilizados, evitando así adquirir productos sobre-empaquetados.
  • Ningún envase al agua. Los mares y océanos no son contenedores donde depositar los residuos, por lo que es imprescindible tomar conciencia de ello y depositar cada uno de los residuos en su contenedor correspondiente, evitando que residuos tanto sólidos como líquidos (por ejemplo el vertido de aceites) lleguen a la aguas.
 
 
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar