Está Ud. en: Noticias > Alimentación saludable a lo largo de 20 años

Alimentación saludable a lo largo de 20 años

9 de Febrero de 2018

La Red de Centros de Formación para el Consumo ha estado implicada desde un inicio en la importancia que tiene para la persona consumidora adquirir hábitos de consumo responsables también en alimentación.


Las actividades formativas planteadas en el Área de Alimentación pretenden proporcionar estrategias y herramientas eficientes y eficaces a las personas consumidoras, sea cual sea su edad, que les permitan adquirir hábitos responsables en esta materia. Para ello se desarrollan diversas sesiones de trabajo  dinámicas, manipulativas, prácticas, actuales e innovadoras que les acerquen aún más a esta realidad.

En todas ellas se pretende la participación activa del Grupo, favoreciendo así un proceso interactivo de intercambio de experiencias que facilite la adquisición, reflexión y mejora de tales hábitos. Entre dichas recomendaciones podemos mencionar algunas de las más representativas:

  • Lista de compra y presupuesto previo. Detectar qué es aquello que se necesita realmente es una de las primeras herramientas a tener presente. Además es imprescindible que dichas necesidades se ajusten a la realidad y que se ajusten lo máximo posible al presupuesto acordado.
  • Lectura del etiquetado. Este sin duda es uno de los puntos más significativos a tener presente. Leer el etiquetado alimentario presupone conocer qué es lo que estamos adquiriendo en el supermercado y por consiguiente comiendo. Atender a todos los apartados del mismo, no sólo ingredientes es también relevante. Por ejemplo, detectar la presencia de alérgenos, la cantidad de azúcares y sal que contiene dicho producto o alimento, fecha de caducidad o consumo preferente, etc. 
  • Alimentos frescos y de temporada. En nuestra lista de la compra es importante que se incorporen también alimentos frescos y de temporada como pueden ser las frutas,  verduras y hortalizas propias de cada época. De este modo se favorece que el plato sea variado y  colorido, con una combinación adecuada de los alimentos y nutrientes que favorezcan un desarrollo satisfactorio ya desde edades tempranas. 
  • Planificación del menú con antelación. No atender a las prisas y dedicar tiempo a la elaboración, cocinado y degustación de los diversos platos supondrá un incentivo más que positivo para nuestra alimentación y salud. Implicar a toda la familia en este proceso puede ser muy positivo sobre todo para los más pequeños de la casa, ya que participarán en primera persona en la elaboración de un plato como buenos artesanos/as. La alimentación consciente ha de comenzar a formar parte del día a día de las personas consumidoras, no sólo durante el propio proceso de alimentación sino también antes y después del mismo, percibiéndolo como un todo.
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar