Está Ud. en: Noticias > Economía Eficiente para un Progreso Sostenible

Economía Eficiente para un Progreso Sostenible

29 de Noviembre de 2017

Procurar un equilibrio entre economía y factores medioambientales sostenibles es el ideal en el que se apoya este tipo de estrategia.

Desde la Unión Europea, y todos aquellos agentes sociales que conforman en definitiva la sociedad, se pretende el desarrollo de iniciativas que favorezcan un crecimiento inteligente, eficiente, enriquecedor e integrador en todos los ámbitos de la sociedad, donde el cuidado y preservación de los recursos que desde la naturaleza se proporcionan supongan la base real de todo avance hacia la sostenibilidad.

A partir del desarrollo industrial, la sociedad y grandes corporaciones se han centrado en potenciar un crecimiento económico exponencial, donde la esencia es que todo aquello que se idea y se crea, sea producido, utilizado y posteriormente desechado. Pero el uso excesivo de muchos de los recursos que desde el planeta se proporcionan ha provocado que sea necesaria una pausa y se reflexione sobre este tipo de actos y gestos, reevaluando si verdaderamente son necesarios y por lo tanto el único camino a tomar. Claramente la conclusión es que no, es importante variar este camino y tomar otras alternativas más sostenibles.

Algunos de los puntos sobre la que se sustenta esta estrategia son los que a continuación se comentan.

  • Recursos duraderos. Es imprescindible hacer uso de las conocidas y denominadas energías verdes. Son renovables y limpias, y por lo tanto garantizan el cuidado del entorno, ayudando a disminuir los altos niveles de contaminación existentes.

  • Producto inactivo… esta expresión ha de dejar paso al término producto útil. Todo aquel recurso, material, envase que ya haya sido utilizado puede, seguramente y en casi todas las ocasiones, tener una segunda e incluso tercera vida útil. De este modo se garantizará la reducción de la cantidad de residuos generados, así como también se favorecerá que dicho recurso o producto llegue a otras personas y lugares que de otro modo sería casi imposible. Un ejemplo claro son los aparatos y dispositivos eléctricos y electrónicos, lo cuales son cambiados y sustituidos con demasiada frecuencia a pesar de seguir funcionando. Darles una segunda vida útil donándolos o empleándolos de otro modo será muy positivo para nuestro planeta.

  • ¡Desperdicio cero!  En alimentación es muy común tirar aquellas sobras que nos han quedado de la comida o la cena. Pues bien, siempre que estén en buen estado y en condiciones de poder ser ingeridas, podemos aprovecharlos para elaborar y cocinar nuevos platos sabrosos y riquísimos. Esta concepción podría extrapolarse a muchos otros ámbitos.

  • Repárame. Productos, dispositivos estropeados… Buscar arreglo en este caso ayudará a reducir la cantidad de residuos generados a diario.

  • Valorización. Existirán residuos que no se puedan reciclar. Aprovecharlos energéticamente será uno de los pilares sobre los que se sustenta la economía circular.

Como apoyo a lo expuesto en estas líneas se proporciona un enlace interesante sobre economía circular publicado en la plataforma Youtube:  Economía Circular

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar