Está Ud. en: Noticias > ¿Podremos Comer Sardinas en el 2018?

¿Podremos Comer Sardinas en el 2018?

14 de Noviembre de 2017

Situación de incertidumbre, hoy en día, sobre si será posible la captura de sardinas el próximo año.


Este pescado azul destaca, sobre todo, por su alto contenido en nutrientes esenciales para el organismo. Su contenido proteico es elevado, también nos aporta vitaminas A, D, E y del grupo B, igualmente minerales como el fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo y, además es rico en ácidos grasos insaturados como el omega 3.

Entre los beneficios nutricionales derivados de su consumo podemos hacer mención a que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, es útil para aumentar la fluidez de la sangre, facilita la formación de glóbulos rojos, contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo, interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, son algunas de sus virtudes.

Según recoge el Observatorio Europeo de Productos de Pesca la sardina es el segundo pescado que más consumimos en España después de la merluza, pero esta situación puede variar si tenemos  en cuenta ciertas informaciones reveladas por expertos que nos advierten que se trata de una especie en peligro de extinción, si no se toman medidas urgentes.

Un estudio presentado, el pasado 20 de octubre, por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) comunica a la Unión Europea la situación crítica en la que se encuentra la especie, que ellos denominan como estar por debajo de los niveles de biomasa límite, es decir que no existe suficiente población reproductora.

Por ello, ante la apremiante necesidad de regenerar los caladeros mientras el CIEM recomienda su captura cero en aguas del Atlántico y del Cantábrico, España y Portugal son de la opinión que sería mejor optar por la reducción de las toneladas de pesca para promover dicha recuperación y proponen optar por una serie de posibles restricciones, tales como, fijar unos días a la semana para su pesca, no dar más licencias y permisos para aumentar el tamaño de los barcos, prohibir la pesca de la sardina de menos de 13 centímetros, limitar la captura diaria por barco a 0,5 toneladas, prohibir la pesca a menos de 20 metros de profundidad y a menos de un cuarto de milla de la costa.

Antes de finales de año la Comisión Europea deberá tomar una decisión al respecto y si se decantan por la prohibición de la captura, la alternativa que tengamos las personas consumidoras sea la diversificación del consumo adquiriendo otras especies para degustar en nuestra mesa y asimismo contribuir a la sostenibilidad del mar.
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar