Está Ud. en: Noticias > Conservación de los Medicamentos

Conservación de los Medicamentos

3 de Noviembre de 2017

Garantizar una adecuada conservación de los medicamentos es un factor clave en el uso responsable de los mismos.

Medicaci_n_y_calor-desarrollo

 

Para que un medicamento pueda mantener su actividad farmacológica de la forma esperada es importante tomar algunas precauciones en cuanto a la conservación del mismo, garantizando así que cumpla su función correctamente.  Cuando esto no es así, puede que la toma de dicho medicamento no sea eficaz, y que por lo tanto se presuponga por parte de la persona consumidora que la falta de funcionalidad se debe al propio medicamento y no a cómo ha sido conservado.

 

Por este motivo se plantean algunos factores a considerar.

 

  • Siempre que se guarde un medicamento, asegurese, que dispone de su caja y prospecto, ya que de este modo se podrá identificar aspectos tan relevantes como el nombre del mismo, la función que cumple, su fecha de caducidad, así como toda aquella información significativa al respecto y que viene señalada en el ya mencionado prospecto: composición del propio medicamento, cuándo se ha de realizar la toma, indicaciones de cómo ha de ser esta, posibles efectos secundarios, etc.
  • Atender a su aspecto. Hay que evitar la toma de cualquier medicamento que se presuponga que se encuentra en mal estado por su color, forma y aspecto en general.  Todo ello indicará si ha sufrido alguna degradación o incluso si ha superado ya su fecha de caducidad. De este modo se evitarán posibles intoxicaciones. Es importante mencionar aquí, que en el caso de sufrir una posible intoxicación a causa de un medicamento, es esencial acudir a un centro hospitalario y llevar consigo el fármaco con el que se ha tenido el percance (caja, envase interior y prospecto) facilitando de este modo que el/la profesional que nos atienda conozca el medicamento con el que hemos sufrido tal reacción.
  • En el prospecto que acompaña al preparado se indican ciertas recomendaciones para una adecuada conservación del mismo. Entre dichas indicaciones se señalará la temperatura a la que ha de guardarse. En la mayoría de las ocasiones han de ser conservados a temperatura ambiente, siempre en su envase original. Sin embargo puede que algún medicamento si necesite frio y deba ser guardado en la nevera. Se habla en este caso de medicamentos termolábiles, “los cuales han de conservarse con una temperatura entre 2 ºC y 8 ºC”, exigiendo un control, si no diario si regular, de la nevera y el correcto funcionamiento de ésta en cuanto a temperatura se refiere, ya que es importante no romper la cadena de frio. En el caso de que se haya de realizar por ejemplo un viaje con fármacos que necesiten conservación en frio es imprescindible utilizar envases de transporte que permitan ese enfriamiento y eviten que el medicamento pierda su efectividad.
  • Por último señalar que todo medicamento ha de ser guardado en un botiquín, el cual se ha de encontrar ubicado en un lugar seco, fresco, a temperatura ambiente y fuera de la luz solar. Además se ha de asegurar que dicho botiquín no se encuentre ubicado en cocinas o baños, ya que los medicamentos pueden sufrir alteraciones debido a los cambios de temperatura y humedad que se dan en ambas estancias.

 

"Recuerde, un consumo responsable y racional de medicamentos comienza también con su adecuada conservación. No olvide consultar con personal profesional en caso de duda." 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar