Está Ud. en: Noticias > Ponte al Día, Revisa el Botiquín Casero

Ponte al Día, Revisa el Botiquín Casero

23 de Octubre de 2017

Importante, Revisar el Botiquín Casero, elaborar un inventario con aquello que contiene y descartar los medicamentos y utensilios de cura que no estén en adecuadas condiciones. Tarea imprescindible para garantizar una adecuada funcionalidad del mismo.

Botiqu_n_noticia-desarrollo

Cuando se habla de botiquín casero se hace referencia a aquel botiquín, caja, cajón hermético que se encuentra en los distintos hogares con material básico de cura y elementos de primera atención.

La ubicación de éste puede llegar a ser muy variada, pero lo que ha de quedar claro es que no debería de estar guardado ni en la cocina ni en el baño. La razón es que los cambios bruscos de temperatura, humedad y la presencia de fuentes de calor pueden alterar y dañar lo guardado en su interior. Por ese motivo es imprescindible ubicarlo en cualquier otra habitación del hogar. Ha de estar claramente señalado e identificado,  y en conocimiento de todas las personas adultas que convivan en el mismo. 

Clasificar  aquello que debería de encontrarse en un botiquín casero ayudará en las futuras revisiones (las cuales deberían de realizarse cada 6 meses aproximadamente) asegurándonos de que nada queda sin analizar.

Proponemos una lista de material básico de cura y elementos de primera atención 

  • Elementos: Analgésicos, antitérmicos, antiinflamatorios, pomadas para las quemaduras y las picaduras. Es preciso asegurarse de que éstos se encuentran en perfecto estado, es decir si en primer lugar mantienen la caja o envase en el que son comercializados desde la farmacia, en segundo lugar si preservan el prospecto y por último el propio envase o blíster. Nunca deben de estar sin esos tres elementos, ya que entonces puede que dé lugar a confusión en su toma pasado un tiempo. Recordad: Los medicamentos destinados para enfermedades crónicas o puntuales, que no suelen formar parte de este dispensario, NO deberían de guardarse aquí, sino en otra caja identificable, y separados del botiquín casero.
  • Útiles. En este sentido se habla de pequeños instrumentos y materiales que ayudan y facilitan una primera atención, como por ejemplo tijeras, de punta redondeada – no confundirlas con las de costura -;  pinzas – necesarias en ocasiones para la extracción de pequeños cuerpos extraños en heridas -; termómetro,  preferiblemente digital, ya que el termómetro tradicional de mercurio ya no se encuentra disponible debido al impacto negativo que puede tener tanto en la salud como en el medio ambiente;  aparato de tensión arterial
  • Material de cura. Algodón, gasas, vendas, esparadrapo, solución salina... todo ha de estar en condiciones adecuadas tanto en limpieza como en mantenimiento. Si vienen envasados, como por ejemplo las gasas o vendas, es preciso guardarlas en dicho envoltorio. De este modo podremos comprobar a simple vista si quedan o no en el botiquín y las condiciones en las que se encuentran.
  • Material de autoprotección. Se hace referencia aquí a mascarillas, guantes e incluso toallitas para desinfectarnos las manos antes de atender a alguien que requiera de nuestra ayuda.

Importante: El botiquín guarda material de primera cura y que ante una lesión o herida grave se ha de acudir al centro hospitalario para que sea atendida. Una vez revisado el botiquín la cuestión a resolver sería qué hacer con aquello que ya no debe de estar en él. Pues bien, lo adecuado es depositarlo en un Punto SIGRE, contenedor únicamente destinado para este tipo de material, ubicado en las farmacias. Entre aquello que NO DEBEMOS DEJAR se encuentran las agujas, gasas, radiografías, termómetros, pilas y productos químicos.

Desde la Red de Centros te invitamos a que revises tu botiquín casero y contribuyas al mejor  cuidado del entorno depositando en el Punto SIGRE aquello que ya no sea válido.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar