Está Ud. en: Noticias > 20 Años Leyendo Etiquetas

20 Años Leyendo Etiquetas

9 de Octubre de 2017

Se cumplen 20 años de la Red de Centros y con ello el aprendizaje, adquisición y conocimientos de cuestiones tan importantes como la lectura del etiquetado

Etiqueta_noticia-desarrollo

Un cambio en el paradigma de la persona consumidora es posible, tal y como se ha ido demostrando a lo largo de estas dos décadas, donde la población ha ido tomando mayor conciencia de su papel como consumidor/a y la relevancia que éste acaba teniendo en el mercado. Un ejemplo significativo es  el relativo a la lectura del etiquetado alimentario.

Hace años era difícil encontrar a alguien en la tienda de ultramarinos, en el supermercado o en elhipermercado leyendo una etiqueta de un producto que fuera a guardar en su cesta de la compra. Surgen entonces algunos interrogantes, ¿No había entonces tanta conciencia al respecto?, ¿el acto de comer era una simple rutina?, ¿se confiaba plenamente en aquello que se adquiría en el supermercado? Podría decirse que quizás la población no había tomado tanto conocimiento porque se trataba de una dieta más tradicional, basada en una elaboración casera y con alimentos más naturales. Sin embargo en la actualidad es un gesto habitual que se reproduce miles de veces. Este simple aspecto supone que la población está dispuesta a estar más y mejor informada sobre aquello que consume, quizás derivado del tipo de alimentación que se suele llevar a cabo, con mayor presencia de productos precocinados. 

Poco a poco se empieza a buscar de nuevo lo tradicional, una alimentación quizás más natural; de ahí que la lectura del etiquetado sea parte esencial de tal búsqueda, ya que sólo así sabremos lo que estamos consumiendo.

En este sentido los Centros de Formación para el Consumo han tenido y tienen un papel relevante, ya que siendo éste un recurso capaz de llegar a gran parte de la población asturiana, son capaces de transmitir la importancia y necesidad de leer el etiquetado de alimentos de manera dinámica y diferente, a través de diferentes itinerarios formativos (Supermercado, Laboratorio de alimentos, Circuito con Fundamento, Saber lo que comemos...) llegando tanto a la población más joven, futuras personas consumidoras responsables, como a las personas adultas, ya con hábitos y rutinas arraigadas. Para ello la formulación de variadas recomendaciones al respecto han calado como mensajes clave entre la población, capaces de despertar interrogantes sobre nuestros propios actos como personas consumidoras, intentando que éstas adquieran hábitos y rutinas más saludables, responsables y sostenibles, eso sí, siendo libres de tomar aquellas decisiones que se consideren oportunas y necesarias.  ¡Recuerde! 

  • Lea los ingredientes de aquello que vaya a comprar en el supermercado, sólo así sabrá lo que está comiendo. 
  • En caso de no entender algo no dude en preguntar e informarse, podrá resolver aquellos interrogantes que le hayan surgido.
  • Un apartado importante es el relativo a la fecha de caducidad y/o de consumo preferente. ¡No son lo mismo! 
  • Hay muchas E-000... pues significa que ese producto contiene aditivos (necesarios, pero en ocasiones se da un uso excesivo en algunos productos) 

La lectura del etiquetado es parte esencial de una alimentación equilibrada y saludable, por ello no dude en darle la vuelta al envase y prestar atención a toda aquella información que se nos proporciona.  

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar