Está Ud. en: Noticias > Y en el Amarillo Depositamos también los Bricks

Y en el Amarillo Depositamos también los Bricks

5 de Octubre de 2017

En el proceso de separación en envases la población juega un papel crucial. Que se haga ésta de manera adecuada ayuda en el posterior proceso de reciclaje.

Separar residuos en los distintos contenedores disponibles, según el material con el que se hayan fabricado, es indispensable para garantizar un adecuado cuidado del entorno. Sólo de este modo se estará siendo partícipe plenamente de la cadena de reciclaje.  Entre los “envases que más se consumen en el hogar se encuentran las bolsas de plástico, latas, tarrinas y bricks.” Esto supone poner en circulación variados materiales como son  el aluminio, acero, cartón, papel y también los plásticos (polietileno – bolsas, envoltorios -; polipropileno – tapones -; poliestireno – cubiertos, maquinillas desechables -…). Ser conscientes de lo que supone adquirir en un supermercado, o en cualquier otro establecimiento, este tipo de envases u objetos es necesario para que después se pueda actuar en consecuencia y de modo sostenible.

Entre los envases más utilizados destaca el Brick. Éste está compuesto de varios materiales, que conforman 6 capas (en algunos casos se llega a hablar de 5 capas, aunque mismos materiales) que lo convierten en uno de los envases más modernos en cuanto a la conservación de alimentos se refiere.  

  • 75% aproximadamente de cartón – permite que el envase tenga rigidez y se pueda sostener.
  • 20% de polietileno (plástico) – Le protege del grado de humedad que pudiera haber en el exterior, conservando mejor el alimento.
  • 5% aluminio – protege de la entrada de oxígeno.

Debido a esta circunstancia, su proceso de reciclaje no resulta nada sencillo aunque si necesario, ya que a pesar de que es el envase que mejor conserva los alimentos, en términos de sostenibilidad y cuidado del entorno, es el que presenta un grado menor, ya que a la hora de proceder a su  reciclado es imprescindible separar los materiales que lo conforman y hacer un tratamiento diferenciado de cada uno de ellos. 

En los últimos años se busca mayor sostenibilidad en el propio proceso de reciclado, por ello se plantea su proceso de reciclado de la siguiente forma. La primera de las fases que se suelen realizar es la "mezcla de agua con los envases y su trituración."  De este modo se podrá separar la celulosa del papel (la parte externa de los Bricks suele estar conformada por cartón), del plástico y del aluminio. Con el papel se fabricarán nuevas bolsas, cajas de galletas, u otros envoltorios con dicho material. Mientras, el plástico y el aluminio son sometidos a “pirolisis”, "es decir se les aplica temperaturas entre 400 y 500 grados" transformándolos en gases que permiten retroalimentar energéticamente a las fábricas donde se realiza tal proceso.

“Tienes que hacerte responsable de tus acciones y así es como protegeremos la tierra.”

(Julia Butterfly Hill, activista ambiental)

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar