Está Ud. en: Noticias > Etiquetado de Cosméticos

Etiquetado de Cosméticos

2 de Octubre de 2017

La lectura del etiquetado es la principal herramienta con la que cuenta la persona consumidora.

Cosm_ticos-desarrollo

Algunas personas pueden sentirse abrumadas cuando acuden a comprar un cosmético, ya que la gran oferta existente puede dificultar la decisión. Por ello, desde los Centros de Formación para el Consumo recomendamos tomar como primera estrategia de elección la lectura del etiquetado. Es ahí donde podremos obtener toda la información relativa a ese producto y comparar con aquellos que se tengan dudas, para así hacer una elección responsable y adecuada a las características personales.

En primer lugar deberemos de atender  a la diferenciación entre el nombre y la marca. Esta última tiene una función prioritaria, que es la de comercializar el producto distinguiéndolo de otros de similares características que ya se encuentren en el mercado. En ocasiones la persona consumidora se deja llevar por la publicidad, eligiendo aquellos que son anunciados de manera continuada y que se quedan grabados en el imaginario de todos nosotros. Por ello es importante la lectura del etiquetado, permitiendo así desarrollar un análisis crítico de aquello que se nos ofrece y presenta mediante la publicidad. 

En dicho etiquetado también es preciso dar importancia a los componentes utilizados en la confección y fabricación del mismo. La garantía de aquello que se está utilizando viene apoyada por la Nomenclatura Internacional para Ingredientes Cosméticos (INCI). Ésta asegura la utilización de los mismos nombres en todos los países europeos y en casi la mayoría del resto de países no pertenecientes a la Unión Europea. La conjunción de todos esos componentes se hará de una determinada forma para que dicho producto persiga una función durante su uso. Ésta ha de venir también especificada, es decir que si su función es hidratar o  broncear, éstas han de venir claramente escritas. 

En esa lectura podremos percatarnos también del modo de empleo para evitar posibles riesgos en su utilización. En caso de que surgieran deberá venir también expuesto el nombre y dirección del fabricante y quién lo comercializa en ese caso, para poder ponerse en contacto con ellos en caso de sufrir algún efecto adverso.

Otro dato de especial relevancia es la fecha de caducidad o de duración tras la apertura del producto (PAO - Period After Opening). Viene señalada con un icono donde se muestra una cifra expresada en meses.  Es importante prestar especial atención a dicha fecha y tener presente siempre la fecha de apertura, para así garantizar un uso correcto del mismo. Para ello podremos dejar nota de la fecha en la que se decide comenzar a utilizarlo.

Recuerde, leer el etiquetado es un hábito que nos ayudará a ser personas consumidoras  más responsables y sostenibles, por ello préstele atención y consulte cualquier duda que pudiera tener a un profesional

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar