Está Ud. en: Noticias > Cuidando la Alimentación para una Buena Higiene Bucodental

Cuidando la Alimentación para una Buena Higiene Bucodental

22 de Septiembre de 2017

A través del Área de Farmacia se hace hincapié en la importancia de proporcionar una formación completa sobre la higiene bucodental y cómo los hábitos alimenticios influyen en ella.

Higienebucodental-desarrollo

Adquirir hábitos saludables, tanto en alimentación como en higiene, influirá positivamente en nuestra salud. El consumo de gran cantidad de azúcares,  refrescos, productos con alta cantidad de aditivos (aperitivos, bollería industrial), etc., repercuten en la salud de nuestros dientes, procurando la aparición de caries, considerada una de las enfermedades infantiles crónica más común.

Comer de todo, variado, combinando los alimentos, asegurando la presencia de variedad de nutrientes en el organismo ayudará a que nuestro cuerpo, y en concreto la boca, pueda prevenir la aparición de infecciones y lidiar contra ellas en caso necesario. Cuando existe falta de prevención desde edades tempranas puede repercutir en un futuro en la aparición de enfermedades periodontales. De ahí la importancia de formar en hábitos saludables, tanto en alimentación como en higiene bucodental.

Algunas de las recomendaciones que se pueden proponer desde la Red de Centros  de Formación para el Consumo son:

  • Intentar tener una alimentación equilibrada. Comer de todo y variado, sin olvidar las frutas y las verduras, priorizando alimentos de temporada que serán nutritivamente beneficiosos. 
  • Evitar las comidas con alta concentración de aditivos (conservantes, estabilizantes, colorantes…) buscar alternativas más saludables, seguro que se podrán elaborar recetarios únicos y realmente saludables.
  • Intentar reducir la cantidad de azúcar que se consume al día. Desde la OMS (Organización Mundial de la Salud) se recomienda reducir la ingesta a 25g al día. Para ello es fundamental que adquiramos un hábito esencial, la lectura del etiquetado, ya que sólo así podremos asegurar tener toda la información al respecto y ser conscientes de la existencia de los azúcares añadidos y los azúcares invisibles.
  • Tener en cuenta el cuidado de la higiene a la hora de manipular alimentos, ya que ello puede repercutir en un futuro en nuestra salud.
  • Mantener un buen hábito en cuanto a higiene bucal se refiere. Cepillarse tras cada comida es esencial para eliminar bacterias y posibles restos de comida.
  • No olvidarse de limpiar la lengua. Este órgano también acumula gran cantidad de bacterias y debe de formar parte de la limpieza bucal.
 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar