Está Ud. en: Noticias > ¿Cómo Afecta el Verano a Nuestros Hábitos de Consumo?

¿Cómo Afecta el Verano a Nuestros Hábitos de Consumo?

11 de Julio de 2017

Con la llegada del verano y las altas temperaturas nuestros hábitos de consumo no son los mismos que en otras estaciones del año.


Durante la época estival, por lo general, nos solemos sentir más positivos y aún manteniendo nuestro perfil de personas consumidoras y usuarias responsables, nuestra economía doméstica se ve afectada pues solemos incrementar nuestros gastos.

  • Por lo que respecta a nuestra alimentación. Por ejemplo, las legumbres dejan de ser un alimento de consumo habitual, así como las sopas, cremas y caldos o también,  aunque en menor medida, la ingesta de dulces y bollería. Como contrapartida elegimos más productos frescos y ligeros como frutas, verduras, cremas frías como el gazpacho, agua embotellada, refrescos, cerveza, zumos, sin olvidarnos de los helados. Realizamos también una mayor inversión en productos de cuidado personal como desodorantes, geles, champús, acondicionadores, cremas para la piel, de todo tipo, bronceadores, hidratantes, celulíticas, etc.
  • La inversión que hacemos para renovar o actualizar nuestros vestuario, tanto de forma presencial como online. Durante el verano tiene lugar uno de los periodos de rebajas más importantes del año. Podemos beneficiarnos de las promociones existentes siempre y cuando sea un artículo que verdaderamente necesitemos y evitar la compra compulsiva.
  •  El aumento del gasto energético, para combatir el calor es más que considerable, por ejemplo del aire acondicionado. Podemos poner en práctica sencillas medidas energéticas eficientes como  mantener las persianas bajadas y las ventanas cerradas durante las horas más calurosas del día, dejar abiertas ventanas para crear corriente, preferiblemente por la noche, apagar los electrodomésticos que no usemos puesto que son una fuente de calor, beber con frecuencia agua ya que si nuestro cuerpo está hidratado tendremos la sensación de estar más frescos, etc.
  • También las familias con menores es otro factor que influye en el incremento del gasto  durante la temporada de verano. Un simple ejemplo, para poder conciliar la vida profesional y familiar una opción son los campamentos, colonias urbanas que suponen un desembolso extraordinario aunque cada vez, es verdad, que está más presente en el presupuesto familiar del periodo estival.
  • Y, por supuesto, emplearemos más tiempo y dinero en actividades de ocio de todo tipo, hacer turismo, salir con los amigos a tomarnos algo o comer fuera de casa.


“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar” John Earnest Steinbeck

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar