Está Ud. en: Noticias > Alimentación y Nutrición Van de la Mano

Alimentación y Nutrición Van de la Mano

5 de Julio de 2017

Una alimentación saludable y equilibrada garantizará una nutrición adecuada.

Los alimentos que pueden ser incluidos en una dieta están organizados en base a los nutrientes y funciones que realizan en nuestro organismo. Podemos diferenciar alimentos tanto reguladores, como energéticos y alimentos constructores. Combinar adecuadamente estos alimentos considerando no sólo el estar alimentados y no pasar hambre, sino ir más allá y garantizar que nuestro cuerpo esté bien nutrido, es clave dado el ritmo tan alto de actividad que existe en la sociedad actual.

La formación en materia de alimentación y nutrición supone la clave desde edades tempranas para así facilitar la adquisición de hábitos saludables que garanticen un adecuado desarrollo. La decisión en cuanto a qué comer, cómo combinar los alimentos, cuándo comer y qué rutinas llevar a cabo en esos momentos está influenciada por factores externos que sin duda  van a repercutir, como son por ejemplo la familia (tanto nuclear como extensa), factores socioeconómicos, climatológicos, tradiciones, etc. Todos ellos de gran importancia y que en ocasiones pueden orientar nuestro paladar en un único sentido. Por ello educarlo y adquirir nuevas rutinas y hábitos en alimentación (siempre de acuerdo a nuestras características personales - más si cabe por necesidad médica) puede resultar estimulante y gratificante. 

Estas nuevas experiencias han de perseguir una mejor nutrición. Y ésta comienza ya en la boca. Tener una buena higiene bucodental garantiza que la digestión se realice de manera adecuada y que por lo tanto el organismo reciba todos los nutrientes presentes en los alimentos. No masticar bien puede provocar que la digestión no se haga de manera correcta y que por lo tanto se produzca una mala absorción de los mismos. 

Tras este punto de gran relevancia es imprescindible hacer mención a la toma de consciencia mientras se realiza el acto de comer (se habla por lo tanto de Alimentación Consciente). Tomarnos nuestro tiempo para el momento de la comida, prestar atención a qué estamos comiendo, por qué esos alimentos conforman nuestro plato, cómo nos sentimos en ese momento... De este modo nuestra atención estará centrada en ello y el cuerpo  seguramente podrá responder positivamente. Es preciso dedicar al menos más de 10 minutos a comer, ya que en ocasiones la falta de tiempo hace que ésta sea un mero trámite y que por ello no se le dé la relevancia que tiene (se suelen elegir comidas de fácil preparación y la tan conocida como “comida rápida”).

Otro aspecto a destacar es  la importancia de elegir alimentos más saludables que aquellos que suelen ser incluidos en nuestra dieta diaria (exceso de azúcares y de sal por ejemplo). Intentar que prevalezcan alimentos frescos, de los conocidos como Kilómetro 0 y de cercanía, sin aditivos, para que así la elaboración sea aún más casera y contribuyamos en cierto modo a una mayor sostenibilidad. Hacer la lista de la compra donde únicamente se incluya aquello que sea necesario es imprescindible en este punto.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar