Está Ud. en: Noticias > En Familia en Consumo: toda una Experiencia

En Familia en Consumo: toda una Experiencia

27 de Junio de 2017

En esta sociedad consumista en la que vivimos la formación en materia de Consumo es fundamental para toda la familia.


El pasado miércoles 21 de junio acudió al Centro de Formación para el Consumo de Lugones un grupo de mujeres con sus hijos e hijas de la Fundación Secretariado Gitano de Oviedo.

Se realizaron dos actividades a la carta simultáneas, con las mujeres una sobre Alimentación y con los menores sobre Ecoconsumo.

Con el grupo de mujeres comenzamos hablando sobre la Alimentación Saludable y sus tres pilares fundamentales: comer variado, beber agua y actividad física. Analizamos la Rueda de los Alimentos para poder elaborar a continuación un menú saludable para una persona para un día (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena). Después, y previamente a la simulación de la compra en nuestro supermercado, trabajamos una serie de recomendaciones, con activa participación del grupo, para el antes, durante y después de la compra que nos dieron pie a introducir también el concepto de Seguridad Alimentaria y la importancia de saber interpretar el Etiquetado de los alimentos.

Algunos de los consejos que se plantearon para realizar una compra saludable, responsable y sostenible, fueron:

ANTES:

  • Planificar las compras, es decir, hacer la lista y determinar el presupuesto.
  • Diversificar la compra. Una única tienda no es lo mejor para todo tipo de productos.
  • Llevar bolsa o carrito.

DURANTE:

  • Además del precio, nos decantaremos por aquellos establecimientos que nos garanticen la calidad y seguridad de los alimentos.
  • Una compra responsable requiere de tiempo. Tiempo para reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo, cómo nos afectan de forma individual y cómo también influyen en la sociedad.
  • Debemos establecer un orden. Primero productos no comestibles (limpieza), luego alimentos que no necesiten frío (latas, galletas, cereales), después alimentos perecederos (fruta) y los que necesiten frío (carne) y, por último, alimentos congelados (bolsa isotérmica).
  • Comprar sólo lo previsto, aquello que apuntamos en la lista como necesario.
  • Leer atentamente las etiquetas y sopesar la calidad-precio del producto. Revisar la fecha de caducidad o consumo preferente.
  • Comprobar que las ofertas son reales.
  • Comprar, siempre que podamos, alimentos de temporada, son más baratos y nutritivos.
  • Evitar comprar en situaciones psicológicas que nos predispongan a la adquisición compulsiva (enfado, nada más cobrar el sueldo...).
  • Intentar no sucumbir a los continuos caprichos de nuestros hijos e hijas. 
  • Antes de pasar por caja, calcular el importe, compararlo según lo presupuestado y si nos excedemos devolver lo menos necesario.
  • Cuidado con las tarjetas de crédito, procurar pagar en efectivo siempre que podamos, nos ayudará a controlarnos a la hora de comprar.

DESPUÉS:

  • Comprobar y conservar siempre el tique de compra.
  • A la hora de manipular los alimentos, lavar las manos con agua y jabón, cuidar la higiene de la cocina y de los utensilios si los usamos con diferentes alimentos (contaminación cruzada).
  • Guardar los alimentos recién comprados en el frigorífico o congelador.
  • Controlar  el  tiempo  que  mantenemos  los  alimentos una vez cocinados a temperatura ambiente.
  • Congelar los alimentos es una forma segura de conservarlos, debemos hacerlo por raciones, en bolsas especiales (con fecha de envasado y nombre).
  • Nunca congelar alimentos que hayan sido congelados previamente.
  • Descongelar los alimentos en la nevera es el método más seguro y en el microondas el más rápido.

Mientras sus hijos e hijas  realizaron una sesión de trabajo en el Área de Medio Ambiente relacionada con el cuidado del entorno.

En primer lugar, nos centramos en identificar el material de diversos residuos que generamos en nuestra vida cotidiana en nuestras casas: plástico, vidrio, cartón, papel, tetra brick y latas. Una vez identificados dichos materiales procedimos a comentar algunas curiosidades sobre ellos, como por ejemplo cuáles son los “ingredientes” principales para la fabricación de los mismos: petróleo, arena de sílice, corteza de los árboles, bauxita, etc.

Tras conocerlos un poco más en profundidad pasamos a diferenciar los contenedores en los que podemos depositarlos. Primero por su color (amarillo, azul y verde) para detallar a continuación el tipo de residuo que podemos echar en cada uno de ellos. Así mismo, hablamos e identificamos el destinado a las pilas, también disponible en el CFC. 

Con el objeto de afianzar estos contenidos realizamos dos fichas de colorear, una centrada en la distinción de aquellos contenedores existentes en nuestro entorno y qué  residuos depositar en ellos, y la otra destinada a conocer el recorrido de vida útil del papel y el cartón, desde su origen hasta llegar de nuevo a convertirse en residuo, no sin antes comentar las regla de las 3 R.

La Red de Centros de Formación para el Consumo un recurso para toda la sociedad asturiana.

Hacia un Consumo Responsable, Saludable, Eficiente, Sostenible...


 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar